notitle
notitle

Fritz Du Bois,La opinión del directordirector@peru21.com

Así tenemos que un asesor de Obregón en el Congreso –otro fue encontrado con 146 kilos de cocaína y está encarcelado– fue nombrado por este gobierno como jefe de Devida. De esa manera pusieron al gato de despensero, por lo que no sorprendió que intentara eliminar la erradicación de cultivos, pese a que ha sido muy exitosa para los colombianos. Sin embargo, el funcionario en cuestión argumentó que no dan resultado. Incluso uno diría que determinar cómo un allegado de la exlegisladora, hoy encarcelada por narcotráfico, pudo llegar a ser nombrado el 'Zar Antidrogas' peruano debería de ser, asimismo, investigado.

Por otro lado, también quisieron entregarle a Obregón el manejo de los comisarios políticos que el Gobierno quiso crear replicando el modelo cubano. Mientras que a la también investigada Elsa Malpartida le entregaron el manejo de los millonarios recursos y del clientelismo del programa Mi Barrio. Por lo tanto, las cuestionadas exparlamentarias estuvieron bien involucradas con las más altas esferas del Gobierno durante este mandato. Habrá que averiguar, en la Dirandro y en el Poder Judicial, por quiénes –ya sea terroristas o narcos– abogaron antes de que su poder les fuera retirado.

Al final, se está abriendo una caja de Pandora sobre lo involucrado que estaría el narcotráfico con los políticos peruanos, y debe ser el Congreso el encargado de investigarlo. Ya que no se puede confiar en la objetividad del Gobierno en este caso.