PALABRA DE JEFA. Una vez más, Nadine Heredia dejó constancia de su ‘influencia’ en el Gobierno. (Andina)
PALABRA DE JEFA. Una vez más, Nadine Heredia dejó constancia de su ‘influencia’ en el Gobierno. (Andina)

A diferencia de la ambigua postura de su esposo, el presidente Ollanta Humala, respecto de la controvertida intención del Gobierno de comprar los activos de Repsol, la primera dama Nadine Heredia salió ayer al frente de las críticas y precisó que si la referida adquisición no es beneficiosa para el país "simplemente no va".

"Lo que ha señalado el presidente y el ministro de Energía y Minas también sobre el tema es que es una intención, un interés el que ha mostrado el Gobierno del Perú; pero que si eso no se puede demostrar en los números, que no es beneficioso para el país, simplemente no va", manifestó con una firmeza que contrastó con la actitud dubitativa que, apenas dos días antes, exhibió su cónyuge en una entrevista con un programa de televisión.

CAMUFLAJE CHAVISTALos comentarios de la primera dama, sin embargo, no surtieron efecto en la oposición. El legislador Luis Galarreta advirtió que en la pretensión gubernamental de comprar Repsol "hay un componente que se llama Nadine Heredia", y que el propósito es manejar los precios de los combustibles con miras a una campaña electoral. Señaló que esta misma situación se ha registrado en países como Bolivia, Argentina, Venezuela y Ecuador, por lo que recomendó "estar alertas y preparados".

"Si algo han dejado en claro las declaraciones del presidente Humala es que la campaña de la señora Nadine Heredia está encaminada y con fuerza, y que entre los ministros hay varios que están pintados. Creo que hay muchas situaciones que, lamentablemente, nos llevan a preocuparnos, en cuanto el Gobierno ha hecho que la hoja de ruta sea tan débil que el aire se la está llevando (…) Que sepa el Gobierno que el chavismo camuflado a través de la primera dama le hará muchísimo daño al país", fustigó el parlamentario.

EFECTO NEGATIVOJuan José Díaz Dios, de Fuerza Popular, comentó, por su parte, que las declaraciones ambiguas del mandatario sobre la adquisición de Repsol ya han generado, en la práctica, efectos negativos en el mercado, "como el alza irregular del dólar, el retroceso en las exportaciones en el primer trimestre y la caída de la Bolsa de Valores".

El congresista lamentó que esta situación se origine por "la falta de claridad de un presidente que cree que este asunto es un juego".

Desde el oficialismo, Santiago Gastañaduí refutó las críticas y acusó a la oposición de utilizar el caso Repsol como una "cortina de humo" para tapar otros temas de interés.

TENGA EN CUENTA

- El congresista Javier Velásquez informó que la próxima semana formalizarían el pedido de interpelación al ministro de Energía y Minas, Jorge Merino, por la dación del Decreto Supremo 012-2013.

- El nacionalista Santiago Gastañaduí cuestionó que la bancada aprista critique la citada norma. Recordó que, en julio de 2006, dicha agrupación votó en bloque en favor de la Ley de Fortalecimiento y Modernización de Petroperú.