notitle
notitle

Aldo Mariátegui,Ensayos impopularesamariategui@peru21.com

Es más un producto para A/B (y, tal vez, C superior), para primer vicepresidente en la 'plancha'. Jara es mujer, mestiza, provinciana y elocuente… ¡Cuidado que por allí aparece –de la nada, como sucedió allá– nuestra versión local de Michelle Bachelet! Porque más balas carismáticas que Nadine y Jara no tiene el oficialismo.

Observo, algo divertido, este intento de volver un enclave de Surco a la chorrillana Villa (mejor que se constituyan como distrito nuevo), pero es cierto que ya es necesario racionalizar la atomizada distritalización de Lima aglutinando distritos pequeños y poco viables con otros más grandes y más ricos. Remitámonos al mapa (como diría Belaunde) para dar ejemplos a debatir: Barranco debería ser parte de Miraflores (o Surco). La minúscula Santa Rosa debería integrarse a Ancón. Punta Hermosa, Punta Negra, San Bartolo y Santa María deberían ser un solo distrito. Lince debería repartirse entre San Isidro y Jesús María, lo mismo que Magdalena entre San Miguel y San Isidro, así como Breña entre Jesús María y Pueblo Libre, mientras que San Luis se cortaría entre San Borja y La Victoria. Y Surquillo debería volver a ser miraflorino. En cuanto al Callao, se deberían aglutinar los chiquitos La Perla, Carmen de la Legua y Bellavista (La Punta es un 'distrito-boutique'. Intocable).