Foto: Rafael Cornejo.
Foto: Rafael Cornejo.

Víctor Andrés García Belaunde,CongresistaAutor: Ricardo Monzón Kcomtrmonzon@peru21.com

En un momento fue voceado para postular a la presidencia del Parlamento, pero Víctor Andrés García Belaúnde no se arrepiente de haber declinado porque considera que la oposición es intermitente y no lo habría apoyado con su voto. Está seguro de que la conformación de la Mesa Directiva es "empírica", y que el nuevo año legislativo será "más de lo mismo".

La oposición intentó, pero no se pudo llegar a la presidencia del Congreso. ¿A qué atenerse ahora?Seguimos igual, las cosas no van a cambiar, queríamos cambiar y mejorar, pero lo que ha pasado (la elección de Ana María Solórzano) significa que seguimos igual. Sin embargo, el que no está igual es el gobierno; ahora está magullado, rasguñado, está afectado porque, evidentemente, haber ganado la segunda vuelta por dos votos es una victoria con sabor a derrota.

En un momento fue voceado para postular a ese cargo. ¿Se arrepiente de no haberlo hecho?No, el Congreso cada día está más fraccionado y hay una bancada dentro de la oposición que no busca consensos, y al no hacerlo suele pasar lo que ha pasado ahora. Nosotros, por ejemplo, nunca hemos sido convocados en este proceso electoral por esta bancada, no se nos ha llamado, y no somos solo nosotros; sé de otras bancadas a las que tampoco han llamado. Es muy difícil que la oposición pueda gobernar el Parlamento si dentro de la misma hay una bancada, la más importante de ellas, que no busca consenso con las otras bancadas.

¿Cree que el resultado de esta votación hace difícil que se cumpla con la función de fiscalizar del Congreso?Creo que la situación seguirá igual. La oposición y el gobierno están diametralmente distantes. Yo creo que la oposición es permanente en temas económicos, pero intermitente en temas políticos. Por ejemplo, al gabinete de René Cornejo no se le debió dar el voto de confianza. Sin embargo, una bancada de oposición cambió su postura en el último minuto.

¿Cree que la designación de Ana María Solórzano como candidata del oficialismo fue un 'capricho' de Nadine Heredia, tal como lo han mencionado algunos congresistas?Yo no sé si se ha dado un capricho o no, porque no conozco los detalles de su decisión, pero lo que sí te puedo decir es que era una decisión riesgosa y el gobierno ha asumido este riesgo, pero lo ha asumido con un gran costo.

¿Se refiere a que la elección de Solórzano le va a pasar factura al gobierno más adelante?Lo que tenemos ahora es una Mesa Directiva muy endeble, poco fortalecida, con solamente dos votos de diferencia, eso en primer lugar. Y en segundo lugar ha perdido siete miembros. Yo no entiendo; por conservar la presidencia de una persona han perdido a siete de sus miembros. Creo que el nacionalismo ha perdido más de lo que ha ganado, perdió imagen de fortaleza y de seriedad. Ha obtenido un triunfo casi por penales.

El congresista Héctor Becerril dijo que escuchó a algunos de sus colegas conversando con el propio presidente Ollanta Humala luego de la primera votación para pedirles que voten por la lista oficialista. ¿Usted también escuchó eso en el Parlamento?Yo no he escuchado a nadie en los pasillos, pero sí sé que ha pasado esto (que el presidente Humala hizo llamadas), y ese accionar demuestra un alto grado de desesperación.

La preocupación inmediata ha sido la independencia de poderes. Sobre eso se refirió la nueva presidenta del Congreso. ¿Tiene confianza en su anuncio?Es un buen anuncio, pero en la política los hechos hablan más que las palabras. Yo no confío en que se cumpla lo que ha prometido. Creo que buscará marcar distancia con el gobierno, pero en temas principales o grandes no va a haber ninguna independencia. La habrá en cosas pequeñas, sin duda, pero en líneas principales de la acción del gobierno no habrá diferencia.

¿Qué análisis hace de las personas que acompañan a Solórzano en la Mesa Directiva?Es una lista muy precaria, que ha sido elaborada para ganar votos y no han sido escogidos los mejores parlamentarios de las bancadas que los han apoyado. Son todos nuevos, hay una suerte de empirismo colectivo ahí.

¿Y, como ellos son los que priorizan la agenda del Legislativo, le preocupa?Bueno, eso va a obligar a que la presidenta tenga que trabajar y esforzarse mucho más, porque va a tener poca colaboración.

¿Cómo cree que será este nuevo año legislativo? ¿La imagen del Congreso se podría agravar?Cada proyecto tendrá que ser analizado con lupa, el gobierno tendrá que negociar con algunas bancadas. El gobierno cada año está perdiendo más poder, la bancada oficialista ha quedado internamente mal. La pregunta es: ¿cómo va a gobernar esta Mesa Directiva? Tendrá que aplicar un gran ingenio.

AUTOFICHA

- "Creo que Ana María Solórzano es una mujer capaz. Ella se va a esforzar y dará su mayor aporte para hacer bien su labor, pero su bancada ha quedado mal".

- "El gobierno tiene que utilizar la lógica y buscar –en el momento que consideren necesario– algún tipo de aprobación del Parlamento".

- "Que Modesto Julca esté en la primera vicepresidencia no creo que retrase el caso Ecoteva, porque ya está judicializado. Ahí el Parlamento ya tiene poco que ver".