Tragedia. Testigos dicen que sonó la alarma antes de accidente. (AP)
Tragedia. Testigos dicen que sonó la alarma antes de accidente. (AP)

RIGA (AFP).– Al menos 51 personas murieron y cinco siguen atrapadas bajo los escombros al derrumbarse el techo de un supermercado en un suburbio de Riga, la capital letona, según la Policía y el alcalde de esta ciudad.

Entre las víctimas figuran tres bomberos que perdieron la vida en un nuevo desmoronamiento durante la operación de rescate.

Se trata de una de las peores catástrofes ocurridas en Letonia, desde que esta exrepública soviética recuperó la independencia en 1991.

Una portavoz del ministerio de la Salud, Egita Pole, declaró que los heridos sufren de fracturas complejas, de heridas en la cabeza y de lesiones internas.

Las autoridades indicaron que muchos cadáveres aún no habían sido identificados y pidieron "ayuda a todos aquellos que no han recibido noticias de uno de sus allegados y piensan que podría haberse encontrado en el supermercado", indicó la Policía en un comunicado.

Decenas de personas, amigos y familiares de las víctimas se reunieron cerca de las carpas de los socorristas, mientras que bolsas que contenían los cuerpos eran sacados de los escombros.

CAYERON 500 M2El derrumbe se produjo el jueves al anochecer, cuando había numerosos clientes en el centro comercial Maxima.

Según las imágenes de la televisión, el techo se desmoronó sobre una superficie de aproximadamente 500 m2 en dos pisos del centro comercial Maxima. El segundo piso se desplomó sobre los primeros equipos de rescate que llegaron al lugar.

El edificio había sido distinguido en 2011 como una de las tres mejores obras arquitectónicas de Letonia, según la agencia de noticias Leta.

TENGA EN CUENTA

- Estaban haciendo obras en el techo del centro comercial para transformarlo en jardín suspendido.

- Catorce mil euros recibirá cada familia de los fallecidos.