Pérez-Reyes descarta peligro. (Mario Zapata)
Pérez-Reyes descarta peligro. (Mario Zapata)

El viceministro de Comunicaciones, Raúl Pérez-Reyes, sostuvo que las antenas que se emplean para la tecnología celular no afectan la salud ni producen cáncer.

"Los estudios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) descartan un peligro por la cercanía de los terminales con la población", señaló.

Sin embargo, aclaró que esta misma institución sugiere que no se utilicen excesivamente los teléfonos móviles.

Sobre la queja por la contaminación visual que ocasionan dichas estructuras, el funcionario sugirió que se modifique la apariencia de las mismas o que sean "escondidas" con árboles.

PERJUDICA EL SERVICIODe otro lado, Pérez-Reyes advirtió que la falta de antenas podría perjudicar el servicio móvil. Dijo que en otros países de la región existe una mayor cantidad de estas.

Explicó que, según estudios, se debe triplicar el número de antenas para cubrir diversas tecnologías, como la 4G.

Respecto a este mismo punto, Lorenzo Orrego, director de Control y Supervisión de Comunicaciones, aclaró que el servicio tiene baja calidad en algunos sectores debido al mencionado déficit.