Tuvo altura. Miguel Torres ya sacó el disparo que venció a Villasanti. Fue el segundo de la ‘U’. (Fernando Sangama/USI)
Tuvo altura. Miguel Torres ya sacó el disparo que venció a Villasanti. Fue el segundo de la ‘U’. (Fernando Sangama/USI)

AYACUCHO.– Universitario cambió su auto a gasolina por uno a gas. Económico, moderno, rendidor y de acelerador ligero. Universitario cambió el combustible de su pensamiento y tomó la carretera rumbo a la felicidad. Fue al Ciudad de Cumaná, le ganó 3-1 a Inti Gas y demostró que maneja su propio destino, el que parece haber encontrado al fin.

Porque, pese a las críticas, Ángel Comizzo le mejoró el motor a su equipo. Miguel Torres es el ida y vuelta por derecha; Sebastián Fernández pasó al medio y, arriba, Ruidíaz se mueve más que el 'Chino' Ximénez. Galliquio regresó bien y, con todo ello, ante un local con un solo delantero y cero creatividad, era ir adelante.

A los 5' intentó Torres con un derechazo, pero el golero Villasanti sacó una buena mano. El local quiso ir, pero no tenía batería. La 'U', en cambio, atropelló a los 22', cuando Ruidíaz se la dio a Olascuaga para un zurdazo letal. Luego, Fernández (30') tuvo su chance y respondió Óscar Guerra con un frentazo para Inti Gas (32'). El primer tiempo lo sacó adelante el cuadro merengue. Mejor manejo, más conducción.

En la segunda parte, a los dos minutos, Miguel Torres metió un centro que se transformó en el segundo. Los ayacuchanos mandaron a Landauri, Pérez y Oliveira, pero solo este fue efectivo con un penal a los 82'. El descuento no arañó a la 'U', que liquidó con gol de Jankarlo Chirinos a los 92'. ¿Cambió Universitario? Cambió de combustible, optó por el gas. Hoy acelera hacia el horizonte. Con Comizzo al volante, con un motor rendidor.