notitle
notitle

Dr. Rodrigo Rondón, Opina.21familia@peru21.com

Suele presentarse con estornudos, legañas y decaimiento, pero también pueden sumarse otros síntomas, como diarrea, tos, vómitos y fiebre alta. En un inicio parece tratarse de un mal respiratorio, pero después aparecen problemas estomacales para, finalmente, atacar los nervios del animal (cambios de comportamiento, tics y/o convulsiones), aunque no siempre se manifiestan estas tres etapas. Si tu perro tiene algunos de estos síntomas, podría tratarse de un cuadro de distemper, también denominado 'moquillo canino'. Esta enfermedad se presenta principalmente en cachorros y perros de la tercera edad. Pocas veces aparece en canes adultos vacunados. El veterinario tendrá que descartar el mal con pruebas de sangre.

Lamentablemente, son muy pocos los que sobreviven a un cuadro de distemper. Y los que lo logran no suelen quedar bien. Esto porque una infección de moquillo a veces daña el sistema nervioso. Para prevenir, tu mascota debe tener sus vacunas al día. Es la única forma de disminuir la probabilidad de contraer la enfermedad.