Bienvenida trunca. Michelle Knight no quiso recibir a sus familiares y no se conoce su paradero. (Reuters)
Bienvenida trunca. Michelle Knight no quiso recibir a sus familiares y no se conoce su paradero. (Reuters)

CLEVELAND (Agencias).– La pesadilla de Michelle Knight no terminó con su liberación luego de que estuviera secuestrada por 10 años en la casa de Ariel Castro, en Cleveland. A los cinco abortos sufridos, Knight necesitará una reconstrucción facial debido a las mordidas y golpes que le propinó el 'monstruo' de Cleveland, reveló su abuela Deborah Knight.

Asimismo, la mujer –de 32 años– sufre de sordera como consecuencia de los golpes recibidos.

Knight fue la gran olvidada en esta historia. Su desaparición nunca se relacionó con los casos de Amanda Berry y Gina DeJesus, también plagiadas en la misma zona por Castro. Además, la Policía abandonó rápidamente su búsqueda, porque consideró que había desaparecido por voluntad propia, y su nombre fue borrado de la lista de personas desaparecidas del FBI 15 meses después de su secuestro, en 2002, ya que no pudieron contactar con ningún familiar que confirmara si había aparecido o si aún estaba inubicable.

El paradero de Knight continúa siendo una incógnita. Luego de abandonar el hospital, pidió privacidad y no quiso reunirse con sus familiares. Trascendió que estaría en la casa de Gina DeJesus.

Según trascendió, Michelle mantenía malas relaciones con su familia antes de su desaparición.

CÁMARA DE TORTURASAyer, el FBI terminó de hacer las pesquisas en la casa del secuestrador sin que se hallaran restos humanos, pero sí una cámara de torturas.

TENGA EN CUENTA

- Las tres víctimas de Ariel Castro fueron encadenadas, violadas y golpeadas durante 10 años.

- El acusado podría recibir la pena de muerte o la cadena perpetua.