notitle
notitle

Adolfo Guevara,Opina.21aguevara@peru21.com

La mitomanía –conocida como pseudología fantástica– es un trastorno psicológico por el cual la persona afectada –mitómano o mentiroso patológico– miente repetitivamente, lo que le proporciona beneficios inmediatos, como admiración o atención. A diferencia de otras adicciones –como la cleptomanía, en la que se produce un robo compulsivo sin buscar enriquecimiento–, en la mitomanía puede existir intención de engañar o estafar, aunque el verdadero fin es deformar la realidad para contar una historia personal más llamativa. Cuando el mitómano es desenmascarado, obtiene el efecto contrario al deseado: sus conocidos y amistades tienden a rechazarlo y se aíslan de él al sentirse engañados. Para el caso del político que nos estimuló a hacer este artículo, creemos que él no es mitómano; es un adicto a mentir para obtener un beneficio.