Algunos proyectos de ley presentado durante el estado de emergencia son populistas. (GEC)
Algunos proyectos de ley presentado durante el estado de emergencia son populistas. (GEC)

En regulación, el orden de los factores sí altera el producto. Escribir una norma y luego su exposición de motivos es equivalente a escribir las conclusiones de un estudio antes de realizarlo.

Varias de las normas emitidas por el Congreso son nefastas. Las exposiciones de motivos y los análisis costo-beneficio son ínfimos. Por ejemplo, la ley de suspensión de peajes afirma que no generará ningún costo al Estado (ojo que el Estado no es el país). Sin embargo, tanto al Estado como al país, esta norma le va costando 230 millones de soles por el primer arbitraje (faltan seis), además de la seguridad jurídica necesaria para atraer inversionistas.

Para emitir normas efectivas se debe utilizar el RIA (Análisis de Impacto Regulatorio, por sus siglas en inglés), que es un enfoque sistémico y riguroso para evaluar los efectos positivos y negativos de las regulaciones propuestas. Hacer un RIA completo requiere experiencia, pero al menos el Congreso podría comenzar por realizar un análisis previo básico al responder estas preguntas:

• ¿Cuál es el problema o riesgo identificado sobre el que se quiere legislar y cuáles son sus efectos?

• ¿Cuál es el objetivo de la norma? ¿Hay indicadores que permitan evaluar si la norma cumple con sus objetivos? ¿Se evaluó otras alternativas, como mecanismos de autorregulación o campañas de información y educación?

• ¿Qué efectos colaterales tiene la norma?¿Los impactos positivos de la norma son superiores a los negativos? (Esto no es necesario que sea cuantitativo, puede ser cualitativo)

• ¿Quiénes son los probables afectados? ¿Han sido consultados? ¿Las personas y empresas requieren un periodo de adecuación para cumplir con la norma?

Contestarlas con seriedad filtraría leyes absurdas y perjudiciales.