Foto: Mario Zapata.
Foto: Mario Zapata.

Fernando Rospigliosi,AnalistaAutor: Gonzalo Pajares.gpajares@peru21.com

Dacia Escalante tuvo que renunciar al cargo de jefa de la Oficina Nacional de Gobierno Interior (Onagi). Para analizar esto, la situación del ministerio del Interior y lo vivido en nuestra política reciente, buscamos a Fernando Rospigliosi, exministro del Interior.

Lo ocurrido con la señora Dacia Escalante hace que nos preguntemos qué pasa con el Ministerio del Interior…Primero, el ministro Albán está pintado… como lo estuvieron sus antecesores. Albán no tiene ningún poder y hay un sistema perverso que permite que gente, supuestamente subordinada a él, reporte directamente a Palacio de Gobierno. Una demostración de esto es lo sucedido con Dacia Escalante, quien en su carta de renuncia ni siquiera lo menciona. Segundo, ha habido grandes retrocesos en temas como la seguridad. Tercero, se creó organismos autónomos, como la Onagi, que no arregló las cosas; al contrario, las empeoró. Organismos así utilizan mal sus recursos, los derrochan o los roban. Cuarto, este gobierno no aprende, es inepto y tropieza siempre con la misma piedra.

¿A Humala le faltan reflejos políticos?Estamos como al principio: al no solucionar pronto los problemas, estos se convierten en crisis, en escándalos. La salida de Escalante demoró un mes, y tuvieron que realizarse un montón de denuncias –el uso político y como portátil de los gobernadores, las vacaciones truncas indebidamente cobradas, los premios usados para cosas ilícitas– para que la sacasen del cargo. Un tema así debió solucionarse el mismo día, con la primera denuncia, y así el gobierno no se hubiera visto tan afectado.

Quizás sea mejor que el gobierno no actúe rápido, pues así vemos la corrupción…La corrupción es muy grande, y en el sector Interior, que maneja mucho dinero, es más grande aún. ¿Y el caso de los binoculares?

Abugattás sostiene que la corrupción es por los problemas propios del Estado, que no llega a las altas esferas…No es así. La corrupción viene, siempre, desde arriba. ¿Quién designa a los ministros? El presidente, y luego la cadena continúa. Hay cosas demasiado grandes las cuales no resulta verosímil que se les escapen.

¿También le faltan reflejos al gobierno en los casos Cornejo y Mayorga?Son tres los ministros que viven una situación similar; no se olvide de Carmen Omonte. No deberíamos tener ministros con este nivel de cuestionamiento. No estoy al tanto de los asuntos judiciales de René Cornejo. Hay muchas cosas que no están claras. Lo mismo pasa en el caso Mayorga, el ministro de Energía y Minas. Esto deberá aclararse en el Poder Judicial, pero, desde el punto de vista político, lo ocurrido es fatal. Este gobierno no va a cambiar, no va a reaccionar, y los escándalos se reactivarán. Hemos visto que Humala solo actúa cuando está contra la pared. Miremos el caso de Escalante.

¿Dacia Escalante es corrupta?Ella es una operadora política y hay indicios de que ha cometido actos de corrupción. El gobierno la puso en el cargo para defender sus intereses particulares. Un ejemplo es el uso de los gobernadores, quienes, además de servir como portátil, fueron usados para fingir que el nacionalismo existe, pero este partido no existe; es una entelequia. El problema es que las instancias encargadas de fiscalizar –el Congreso, la Fiscalía, el Poder Judicial, la Contraloría– no funcionan.

Ha sido ministro del Interior. Dígame: ¿para qué sirven las gobernaciones?Para darle trabajo a gente cercana al partido de gobierno, y usarla en función de sus intereses políticos, es decir, para pagar favores y para que sean sus agentes políticos. Por eso todos los gobiernos no quisieron desaparecer este organismo… solo le cambiaron de nombre. En el caso específico de Humala, él ha creado un sistema clientelista y, como el nacionalismo no existe, con los gobernadores al menos tiene agentes en las provincias. A estos nadie les hace caso, no tienen ninguna autoridad. Por eso deben desaparecer.

Se dice que el PJ y la Fiscalía son manejados por el Apra, pero el Apra es de la oposición. Si este control existiera, ¿este gobierno no debería estar lleno de denuncias?El Apra no controla estas instituciones; tiene, sí, mucha influencia en ellas… pero también la tienen los poderosos, el gobierno. No olvidemos que el próximo fiscal de la Nación es primo de Nadine Heredia. Esta gente no actúa en una sola dirección; la corrupción tiene muchos frentes y es acomodaticia.

Hablemos de Nadine Heredia y su famosa entrevista en "Cosas". ¿Actuó con torpeza o quería demostrar su poder?Ambas cosas. Tenemos una adulonería de corte virreinal que pretende hacernos creer que Heredia es Thatcher. No. Ella es una persona que apenas está aprendiendo de política, que nunca ha trabajado en su vida. Ella se ha visto, de pronto, en un puesto de mucho poder y se le han subido los humos a la cabeza. Esa entrevista nos muestra que estuvo con síndrome de abstinencia y, apenas pudo, se despachó.

AUTOFICHA

- Se dice que los gobernadores aseguran la presencia del Estado en provincias. El Estado debe manifestarse dando educación, salud, seguridad, infraestructura.

- No estoy al tanto de los asuntos judiciales de René Cornejo. Hay muchas cosas que no están claras. Lo mismo pasa en el caso Mayorga.

- Si siguen cayendo en las encuestas, Humala y Heredia tendrán que desistir de sus intenciones de seguir en el poder en 2016, pero no por ellos, sino por el pueblo.