(César Fajardo)
(César Fajardo)

Sorprendió al ungirse como el candidato del Partido Nacionalista, desembarcando a Daniel Urresti. Milton von Hesse intenta darle continuismo al actual gobierno con sus propuestas y sueña con un resultado alentador.

¿Qué lo motivó a postular a la presidencia?Yo soy profesor universitario más de 20 años. Siempre los jóvenes en las clases me preguntaban: "¿por qué los técnicos no entran en la política?". El presidente Ollanta Humala conversó conmigo varios días seguidos y finalmente acepté el reto de ser precandidato para luego ser candidato del Partido Nacionalista. Mi vocación siempre fue mejorar la calidad de vida de la gente.

Pero desde un ministerio también se puede servir a la población…Mira, hubo tres hitos para que yo decidiera postular a la presidencia. Primero, esa conversación con el presidente de la República, luego la invitación que recibí de la bancada nacionalista, y finalmente la conversación que tuve con mi familia.

¿Entra en política porque está decepcionado de los gobiernos pasados o para continuar lo hecho en este gobierno?Yo estoy entrando en política electoral, pero en realidad, al haber sido ministro durante más de tres años, ya estuve haciendo política. He trabajado en 5 gobiernos. En todos he podido aportar mi granito de arena. Desde los 90, en adelante, todos los gobiernos han hecho algo para que hoy día nuestros hijos vivan mejor de lo que vivimos nosotros. De cada gobierno hemos aprendido cosas buenas y malas.

Usted trabajó 10 años en el MEF. ¿Cómo evalúa el actuar de este ministerio?El Ministerio de Economía y Finanzas ha sido la institución que más ha influido en los éxitos económicos del Perú en los últimos 20 años. Ha tenido la virtud de mantener una tecnocracia de primer nivel en el país. Las políticas macroeconómicas del Perú son ejemplo del mundo.

¿Pero cambiaría algo en este ministerio?Siempre hay opciones para mejorar. Por ejemplo, yo fui parte del equipo que creó el Sistema nacional de Inversión Pública (SNIP) hace 15 años, pero creo que ahora sí le haría algunos ajustes.

¿Cuáles?Más que la metodología tradicional, apostaría por la metodología de necesidades básicas para agua y saneamiento, educación y salud. Por otro lado, incrementaría la asistencia técnica de manera descentralizada, para mejorar la calidad de los proyectos que son financiados con recursos públicos.

¿Subiría el sueldo mínimo?Sí, creo que es el momento. La discusión está en la instancia pertinente. ¿Cuánto? Eso sí tendría que analizarse. De lo que sí estoy seguro es que este aumento no le haría daño al país.

¿Qué medidas anticorrupción adoptaría?Lo que más abona en favor de la corrupción son los procedimientos entreverados y complejos, la alta rotación de funcionarios, y cuando los funcionarios públicos tienen discrecionalidad.

¿Qué haría para evitar esto?Implantar la Ley Servir. Esto nos va a permitir tener funcionarios calificados. Lo otro es reforzar y darle más independencia al sistema de Procuradurías. Los procuradores deben tener independencia incluso funcional. He visto demasiados casos, en varios gobiernos, en los que los procuradores se dejan intimidar por el poder político.

Ahora último se vio con la procuradora Príncipe.He visto peores cosas. Lo de la procuradora Príncipe ha sido un caso emblemático, pero lo peor es cuando ha habido procuradores sumisos.

¿Pero promovería que no haya más casos como los de Julia Príncipe?Lo que promovería es una autonomía del sistema de Procuradurías, que no sea dependiente del poder político. En esa línea, creo que hay que bajarles la discrecionalidad a los funcionarios públicos. De otro lado, en nuestro sistema de contrataciones debería haber una sola entidad encargada de la administración. Nos evitaríamos así manipulación en las bases, en las convocatorias de licitaciones. Yo sí haría un sistema de compras del Estado independiente del poder político.

¿Qué propone para frenar la inseguridad ciudadana?Mira, sacar a los militares a las calles es una tontería. El costo de esa medida populista sería mucho peor. Lo que nosotros planteamos es crear un servicio policial adicional, en el que los jóvenes profesionales se incorporen a la Policía para hacer ese trabajo. Eso nos permitiría liberar a 35 mil policías que hacen labor administrativa, junto con la eliminación del 24x24. Todo esto tiene que venir acompañado de tecnología. Tiene que haber un sistema de vigilancia electrónica.

¿Cuál es su postura sobre la unión civil y el aborto?Sobre la unión civil, todos los ciudadanos deberían tener los mismos derechos. No es justo que existan algunas minorías que no puedan ejercer sus derechos básicos. Hay que avanzar decididamente en ese tema. Yo estoy de acuerdo… Con relación al aborto, más allá del terapéutico que lo regulamos en este gobierno, yo soy absolutamente provida. Pero sí creo que el Estado podría proveer la píldora del día siguiente a las mujeres que hayan sido víctimas de violación.

AUTOFICHA

■ "Soy limeño de nacimiento. Estudié en el colegio La Inmaculada y en la Universidad del Pacífico me titulé de economista. Luego me fui a hacer una maestría de la Universidad de Georgetown que se dictaba en Santiago, Chile. Trabajé en la Cepal, en las Naciones Unidas".

■ "Dirigí un proyecto de telefonía rural gracias al cual pusimos 9,000 cabinas telefónicas en pueblos. Entré al Ministerio de Economía y Finanzas y me mantuve 10 años. También trabajé en temas de agua y saneamiento en el Banco Mundial".

■ "Creé la maestría de Gestión Pública en la Universidad del Pacífico. Este gobierno me convocó para ser director ejecutivo de Proinversión. Pasé a ser el ministro de Agricultura y creamos el programa Mi Riego. Y luego asumí la cartera de Vivienda y Saneamiento".

Por: Ricardo Monzón Kcomt(rmonzon@peru21.com)