De nada le valió pedir perdón. (Martín Pauca)
De nada le valió pedir perdón. (Martín Pauca)

El Pleno del Congreso aprobó ayer la acusación constitucional y el desafuero del congresista Michael Urtecho por apropiarse de los sueldos de sus trabajadores.

Fueron necesarios dos votaciones de más 80 votos cada una para que el legislador de Solidaridad Nacional sea acusado y, luego, destituido e inhabilitado por 10 años.

Momentos antes, Urtecho ejerció su derecho a la defensa y ofreció disculpas a Dios, a su iglesia y a sus colegas por haber fallado. Invocó a una reflexión para no ser destituido.

Su curul será ocupada por la accesitaria Rosa Núñez de Acuña, recordada por el audio difundido por Perú21 en el que afirmó haber ofrecido 700 mil soles por integrar la plancha presidencial de Luis Castañeda en las elecciones de 2011.

De otro lado, el bloque oficialista impidió el levantamiento de la inmunidad de Rennán Espinoza (PP).