notitle
notitle

Adolfo Guevara,Opina.21aguevara@peru21.com

Luego de ser fecundada, la mosca tiene de 5 a 10 días para buscar el borde de una herida –que puede ser del tamaño de la mordedura de una garrapata– y depositar sus huevos (entre 300 y 3,000). Pocas larvas llegan a ser gusanos. En el ser humano, gracias a la costumbre de bañarse a diario y a la capacidad de observar una herida, rara vez hay casos avanzados. Esto pasa en pacientes postrados que no tienen la higiene adecuada. En animales es más frecuente ver estadios avanzados del mal. El tratamiento consiste en asfixiar a las larvas, tapando la herida o manteniéndola cubierta. Antiguamente se permitía que crezcan las larvas en una herida para limpiarla, ya que inicialmente comen tejido muerto. Luego la llaga era tapada.