notitle
notitle

Lucía de Althaus,Opina.21www.parentalidad.pe

El bullying en estas generaciones es un problema mayor, pues con las redes sociales en Internet, en donde se puede acosar a alguien las 24 horas al día, el abuso puede ser mas poderoso, dejando a la víctima sin refugio. Y tenemos que saber que nuestro hijo puede ser el acosador, el malo de la película, si no sabemos prevenirlo adecuadamente.

Desde muy pequeños podemos ver que los niños pueden ser crueles e insensibles al dolor ajeno. El punto está en detectar esto a tiempo como oportunidad para explicar normas de convivencia y desarrollar su empatía.

Si nos enteramos u observamos que nuestro hijo es hiriente con otros niños, no debemos castigarlos ni gritarles ni pegarles para que no lo hagan. Esto sólo estimula mas la violencia. Necesitan nuestras explicaciones, que les enseñemos que nunca se debe tratar así a las personas, indagar si hay otros problemas asociados, y reflexionar con ellos con preguntas directas como "qué sentirías tu si te hicieran algo así". Desarrollar la empatía y el respeto es una decisión que debe ser ejercida activamente por los padres.

TAGS RELACIONADOS