notitle
notitle

Fernando Maestre,Opina.21fmaestre@peru21.com

El tema a desarrollar es un problema bastante común que genera un sufrimiento muy intenso a los padres, sobre todo cuando la hija es soltera y adolescente, pues todo padre espera que esto suceda cuando ella ya está casada y con un hogar constituido. Estos embarazos no deseados pueden tener distintas causas y la principal es la falta de información, pues si bien toda joven sabe que el coito embaraza creen equivocadamente que esto no sucederá con los frotamientos y juegos sexuales. Otra razón tiene que ver con familias mal estructuradas en las que la madre ejerce excesiva presión hacia la hija, le prohíbe salir, la limita y desconfía siempre de ella. Esto lleva a que apenas haya una oportunidad, la adolescente tenga relaciones sexuales y como consecuencia un embarazo. Otra causa es que los padres se nieguen a que un ginecólogo oriente a la pareja –que recién inicia sus relaciones– respecto al método anticonceptivo más adecuado. En estos casos la anticoncepción es manejada por consejos de amigas que no ofrecen garantía alguna. Por ello esto se puede prevenir con una comunicación amplia entre los padres y los hijos.

TAGS RELACIONADOS