notitle
notitle

felipearizmendi@gmail.com

Mientras la gran mayoría de las empresas peruanas tenga solo la obligación legal de listar sus acciones en la BVL, pero no la cultura del accionariado difundido y del respeto a los accionistas minoritarios, poco será el interés de los inversionistas extranjeros en nuestros valores. Prueba de ello es la caída en las tenencias y el volumen del EPU, el único ETF peruano. Es positiva la noticia del nuevo índice de S&P para la BVL, pero siempre que se convierta en un ETF negociable. Además, poco se hace por lograr que la deuda soberana del Perú negocie activamente en la BVL. Podría haber decenas de miles de ahorristas 'retail' que quisieran invertir en dichos bonos, como ocurre en Colombia, Chile y México. Por último, si se llevan nuestras principales acciones al NYSE, traigamos nosotros sus mejores valores acá. Hasta el TLC con los EE.UU. nos ayuda en ese propósito.