(USI)
(USI)

El animador Rodrigo González 'Peluchín' retornó a la conducción del programa Amor, amor, amor, pero no pudo contener el llanto al rendirle un homenaje a su padre, Carlos González, quien falleció el miércoles pasado por un paro cardiaco.

"Me sentía con muchas ganas de estar aquí, y quiero agradecerte, Gigi (Mitre), porque el programa estuvo en la mejor mano… Cuando me dijeron que mi papá murió, se me vino el mundo abajo. Yo pensé mandar todo al diablo y dije: 'Me dedicaré a lo que era de él (sus negocios)', no tenía idea, fue un momento en que se me vino el mundo abajo", refirió.

"Aunque mi papá siempre quería que cuide lo suyo, unos días antes de morir me dijo: 'Me siento orgulloso de ti'. Y yo quiero, papá, que donde estés te sigas sintiendo así. Te prometo que continuaré lo que tú has hecho con esfuerzo, y te prometo que no dejaré esto (la TV) que es mi pasión", señaló.

'Peluchín' mostró el último mensaje que dejó su padre en el celular: "Agradezco las innumerables muestras de solidaridad. En el Perú no hay espacio para cobardes, todos a viajar y a exigir a las autoridades que cumplan con su trabajo".

MÁS DETALLES

UNA EXTRAÑA MUERTE EN TARAPOTOAunque el fiscal de la Nación, José Peláez, adelantó que la muerte del empresario Carlos González pudo ser por envenenamiento, 'Peluchín' aclaró que fue por un infarto.

"LA FUNCIÓN TIENE QUE CONTINUAR"Rodrigo González asegura que seguirá en el programa Amor, amor, amor, pese a que aún no se recupera de la muerte de su padre. "Intentaré ser el mejor entretenedor", dijo.