notitle
notitle

Fernando Maestre,Opina.21fmaestre@peru21.com

Muchas veces nos encontramos con personas que tienen esta frase a flor de labios, y van por la vida tratando de justificar alguna razón o sufrimiento para empezar a pensar seriamente en que mejor sería quitarse la vida. Lo cierto es que, del mismo modo como amamos la vida, también tenemos dentro de nuestra mente tendencias a buscar la muerte. Es como si fuera un camino de fuga y escape para detener nuestros dolores. Por ello, nos encontramos con intentos de suicidio que pueden ser plenamente conscientes, como cuando alguien toma 20 pastillas. También pueden ser disimulados o inconscientes, como cuando alguien consume licor hasta terminar su vida en un accidente. Pero, en uno u otro caso, lo cierto es que son muchos los que andan coqueteando con la muerte, ya sea consumiendo drogas, conduciendo a alta velocidad, o practicando deportes de riesgo. Por ello, quienes lean esta nota deben tener presente aquellos intentos realizados o disimulados que, al final, tienen el mismo sentido, es decir, escapar de un dolor o de un sufrimiento, ya sea de amor o de algún tipo de frustración.