notitle
notitle

Fritz Du Bois,La opinión del directordirector@peru21.com

Así tenemos que entre innumerables exigencias le propusieron al Gobierno que, a fin de recuperar la popularidad que ha extraviado, despida al ministro de Economía para poder cambiar de modelo económico y que, de paso, apruebe una nueva Constitución. Con lo cual, sin duda alguna, mandaría al país, en un solo acto, a una crisis económica y al caos.

Si bien uno no espera desprendimiento y coherencia de nuestros políticos, por lo que hasta la fecha son pocas las propuestas viables que se han presentado, al menos en este caso, al tratarse de los exasociados de Humala, pensamos que genuinamente tratarían de ayudarlo. Pero ha sido lo contrario ya que, considerando lo que plantearon, daría la impresión de que estarían buscando derrocarlo. "No me ayudes, compadre" es lo que debe de estar pensando el mandatario.

Por otro lado, no parece muy serio que un expremier le eche la culpa a un subalterno –el ministro de Economía que el mismo designó y que hoy exige que sea reemplazado– por el fracaso de su breve paso por el Gobierno. En realidad, es impresionante la falta de autocrítica del FUI. Luego de larga espera –para algunos desde el inicio del mandato de Toledo y para otros desde Velasco– tuvieron finalmente el control del Ejecutivo y lo desperdiciaron. Al final, no hicieron nada para mejorar la calidad de vida del ciudadano.

Sin embargo, en lugar de reflexionar sobre las políticas que los llevaron a ese naufragio, las mantienen tal cual en sus ejes programáticos y se sacuden fácilmente del fiasco culpando a quien logró mantener el bote a salvo. Evidentemente, a los dinosaurios les es imposible la renovación y el cambio.