notitle
notitle

Nano Guerra García,Opina.21nano@somosempresa.com.pe

El presidente Humala aclaró que él no era de izquierda ni de derecha (como línea política), sino que estaba con los de abajo, emocionado y convencido de que esto significa estar con las grandes mayorías, una aspiración de los políticos desde los tiempos de Roma.

Sin embargo, se equivoca. Hoy, en el Perú, la mayoría no son los de abajo, sino la nueva especie de clase media en la que podemos agrupar a las mujeres y los hombres progresistas. Como lo indica Rolando Arellano en su magistral libro Al medio hay sitio, es en el medio donde se encuentra la nueva gran mayoría del país.

Una mayoría que se forjó sola y se incluyó en base a esfuerzo, no recibió casi ningún apoyo de los gobiernos de turno, tuvo que pagar los costos de la violencia senderista, la corrupción, las multas abusivas, la inseguridad… Es decir, una clase trabajadora y silenciosa.

La pobreza no representa a la mayoría del país, algo que no entienden muchos y parece fastidiar a varios.

Pero el mandatario dijo también que "los pobres ya no son invisibles" en su gobierno, como dando a entender que son su prioridad y que se han hecho visibles ante nuestra sociedad. Afirmación poco original no solo actual, sino de muchos otros exgobernantes).

Hubiese preferido escuchar que los emprendedores ahora sí son visibles ante los políticos y no solo para cobrarles impuestos: esta es la única forma de erradicar la pobreza y no solo hacerla visible.