VOTO VOLUNTARIO. Chilenos se han mostrado apáticos políticamente al no estar obligados a sufragar. (EFE)
VOTO VOLUNTARIO. Chilenos se han mostrado apáticos políticamente al no estar obligados a sufragar. (EFE)

SANTIAGO (Agencias).– Expertos y analistas políticos previeron que la participación de votantes en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Chile de mañana será inferior a la registrada en la primera ronda, el pasado 17 de noviembre, donde el abstencionismo llegó al 51.4%.

En esa oportunidad, acudieron a las urnas 6.7 millones de electores, de un total de 13.5 millones registrados en el padrón electoral tras establecerse, en 2012, el voto voluntario.

La exmandataria Michelle Bachelet obtuvo esa vez el 46.7% de los votos y se enfrentará a la oficialista Evelyn Matthei, quien logró el 25%.

Si las elecciones presidenciales las gana Bachelet como se prevé, deberá sortear enormes presiones para hacer cambios estructurales en el sistema electoral, los impuestos y la educación.

LOS DESAFÍOSLa exmandataria tendría la histórica oportunidad de cambiar la Constitución que legó el dictador Augusto Pinochet para sofocar las presiones populares y estudiantiles y darle participación electoral a partidos minoritarios, aumentar las jubilaciones, gravar con más impuestos a las empresas y reformar la educación superior para que sea pública, gratuita y de mejor calidad.

La viabilidad de su programa depende de los votos que negocie en el Congreso, pues algunas reformas tienen que superar los dos tercios porque la dictadura dejó amarrados los cambios constitucionales a esas altas votaciones.

TENGA EN CUENTA

- En la última encuesta, Bachelet ganaría el balotaje con 63% de los votos mientras que Matthei 33%.

- El 60% de los encuestados aseguró que irá a sufragar el domingo.