(USI)
(USI)

Cómo tener relaciones sexuales duraderas es una preocupación muy seria para las parejas. Si Internet es el primer consultorio médico de los adultos del siglo XXI, no sorprende que la búsqueda "durar más en la cama" arroje 385 mil resultados en Google o que la búsqueda "eyaculación precoz" arroje un millón 370 mil sitios web.

¿Qué revela esto? Pues que existe un gran interés en resolver un inconveniente masculino nada fácil: la eyaculación precoz. La definición moderna de esta condición no la mide en función a minutos sino en términos de satisfacción: consiste en eyacular antes de satisfacer sexualmente a la pareja. Es una definición poco clara, ciertamente, porque cualquier lector podría cuestionar el asunto. Digamos, si una mujer tarda media hora en llegar al orgasmo y un hombre eyacula en 25 minutos, ¿es éste último un eyaculador precoz?

Sin embargo, hay casos en los que un hombre es eyaculador precoz sin ninguna duda. Por ejemplo, existen varones que eyaculan a escasos minutos o hasta segundos de realizada la penetración. Incluso, hay quienes lo hacen apenas ingresa el pene a la vagina, casi de manera instantánea. Son situaciones muy frustrantes, tanto para el hombre como para la mujer, más aun si esto ocurre de manera frecuente. ¿Es posible tener relaciones sexuales plenas si el varón tiene un problema de esta magnitud?

SANTYOS REMEDIOSEl portal Men's Health, por ejemplo, ofrece nueve trucos para mejorar la resistencia sexual, que no es otra cosa más que retrasar la expulsión del semen. Una de ellas: tener una rutina de masturbación de quince minutos. Este ejercicio permitiría mejorar el control de la eyaculación, tanto a nivel psicológico como fisiológico. Otro tip: en vez de realizar un coito acelerado, se sugiere establecer un contacto pene-clítoris de manera calmada. Un truco final: tener fe en el "segundo round". Es decir, tener un primer coito como siempre, sin preocuparse en la corta duración, y sentir que a la segunda lo hará mejor. Eso quita presión.

Estos consejos podrían ser útiles para muchos hombres. No obstante, no son soluciones mágicas. El primer consejo no siempre va a funcionar: una cosa es masturbarse y tener el control de la eyaculación en solitario, pero otra es tener una relación sexual de verdad con una mujer y estar sometido al calor erótico del momento. El segundo consejo parece más sensato, pero requiere mucha paciencia por parte del varón para realizar este juego sin sucumbir a la tentación de realizar la penetración. El tercer consejo también se puede derribar. Como vimos en un artículo pasado (La batería no dura, 7 de marzo de 2012), llegar al "segundo round" es una hazaña muy complicada de lograr para muchos hombres.

Sugerencias y "soluciones" hay muchas. Hay atomizadores, hierbas, ejercicios, pastillas, condones especiales, cremas y hasta cirugías que prometen curar la eyaculación precoz y lograr que usted dure más en la intimidad. ¿Son efectivos? Cómo saberlo. Lo cierto es que el camino correcto para poner fin al asunto es buscar a un especialista en sexología. Es el profesional indicado para determinar las causas del problema y proponer soluciones.

SABÍA QUE

- Los sexólogos Masters y Johnson propusieron una técnica para lograr que el hombre dure más. Consistía en detener el coito y apretar el pene antes de que el orgasmo sea inminente.

- En una columna publicada en la revista Soho, la actriz Esperanza Gómez escribe que la eyaculación precoz es un asunto de pareja, no solo del varón.