¿Quién fue? Víctima presentaba múltiples lesiones en el cuerpo. (Nancy Dueñas)
¿Quién fue? Víctima presentaba múltiples lesiones en el cuerpo. (Nancy Dueñas)

Una estudiante de contabilidad –hija de un policía del Escuadrón de Emergencia– fue asesinada ayer a golpes y arrojada al río Chillón, en Carabayllo. La víctima habría sido previamente violada, según la Policía.

El cuerpo fue hallado a las 11:00 de la mañana a la altura del kilómetro 22.5 de la Av. Túpac Amaru. Cuando los agentes llegaron a la zona establecieron que se trataba de Fiorella Gonzales Vilca (22), quien estaba como desaparecida desde las 11:20 de la noche del viernes.

La joven tenía el pantalón y su ropa interior a la altura de las rodillas y la blusa rasgada. Además, presentaba hematomas en diferentes partes del cuerpo, informó una fuente policial.

Se supo que Fiorella Gonzales trabajaba como asistente contable en una empresa constructora en Miraflores. Ella acostumbraba a abordar colectivos en el paradero La Cincuenta, en Independencia, para dirigirse a su domicilio en Carabayllo.

Apenas subía al vehículo siempre llamaba a su madre por teléfono para que la esperara en el paradero. El viernes no fue la excepción y la llamó a las 11:20 de la noche. Sin embargo, esta vez, no volvió a responder.

Los detectives de la Divincri de Carabayllo presumen que la joven habría sido atacada sexualmente por el colectivero o por el mototaxista que la trasladó hasta la desolada zona donde fue hallada.

DATOS

- El padre de Fiorella Gonzales es un suboficial superior que presta servicios en el Escuadrón de Emergencia Norte.

- Los familiares de la estudiante llegaron a la escena del crimen. Ellos pidieron la máxima pena para el asesino.