Creía que su pareja le era infiel. (David Vexelman)
Creía que su pareja le era infiel. (David Vexelman)

En un arrebato de celos, el obrero de construcción civil César Alhuay Cárdenas (28) mató a su conviviente de un disparo en la cabeza porque pensaba que esta le era infiel con un mototaxista.

El crimen se produjo la madrugada de ayer en el asentamiento humano Pedregal Bajo en Jicamarca, San Juan de Lurigancho, durante una discusión que sostuvo la pareja.

Luego del asesinato, Alhuay fue hasta la comisaría 10 de Octubre e intentó despistar a la Policía alegando que la víctima, Diana Esther Rojas Romero (32) había recibido un impacto de bala de unos pandilleros.

Tras un intenso interrogatorio, los agentes de la Divincri de San Juan de Lurigancho lograron que confesara el homicidio. El sujeto fue conducido a la Fiscalía.