Piden su detención. (Rafael Cornejo)
Piden su detención. (Rafael Cornejo)

El exfutbolista Roberto Martínez descartó que vaya a fugar y aseveró que dará la cara ante la acusación fiscal que lo sindica como 'instigador' de la interceptación telefónica en agravio del presidente regional del Callao, Félix Moreno.

Martínez hizo esta aclaración en respuesta al pedido que hizo Moreno al Poder Judicial para que le abra proceso penal con orden de detención. El presidente regional basa su petición en el riesgo que existiría de que el exjugador eluda la acción de la justicia.

Martínez – quien se desempeñaba como gerente de la Municipalidad del Callao cuando se produjo el 'chuponeo'– descartó dicha posibilidad. "Tienen todo el derecho de pedir lo que quieran. No me voy a fugar, no lo haría jamás. Siempre he acudido a las citaciones", aseguró.