"Hay una serie de voces que han señalado que no debemos investigar", dijo Espinoza. (Luis Centurión/Perú21)
"Hay una serie de voces que han señalado que no debemos investigar", dijo Espinoza. (Luis Centurión/Perú21)

será parte de la Mesa Directiva de la comisión Lava Jato que, esta vez, pretende que sus recomendaciones terminen, como debe ser, en las instancias judiciales.

Si este tema ya está en investigación fiscal, ¿cuál será la contribución del Congreso?Primero, el Congreso tiene que cumplir con su labor. Hay una serie de voces que han señalado que no debemos investigar, pero eso demuestra falta de conocimiento de nuestras tareas. Quienes dicen eso terminan golpeando el sistema democrático.

Es que se cuestiona la objetividad de la comisión, porque algunos de sus miembros –Mauricio Mulder, por ejemplo– podrían ya haber adelantado opinión.Esta es una comisión integrada por siete parlamentarios. La voz del señor Mulder es una. Generalmente, el parlamentario suele adelantar opinión porque te entrevistan y, pues, si tienes información, lo dices. Pero aquí lo importante es ver los hechos, investigar y determinar responsabilidades o, en todo caso, delitos.

Justamente porque los congresistas suelen adelantar opinión es que, seguro, la Fiscalía no quiere entregarles información reservada.La Fiscalía tiene un protocolo que cumplir. Hay información que podrá compartir, pero también tiene que ser respetuosa del sistema legal, y nosotros, los congresistas, también lo seremos. Si hay información reservada, tenemos que respetarla. Desde el fuero parlamentario, también conseguiremos toda la información. Y si nos la requiere el Poder Judicial, porque allí va a terminar el informe, pues la otorgaremos.

Ojalá. Ningún informe de la comisión Lava Jato pasada llegó siquiera al Pleno.Eso fue lamentable, que terminaran aislando al presidente de la comisión. Por eso, desde Alianza para el Progreso (APP), hemos solicitado que el informe de Juan Pari se rescate.

El flamante presidente de Lava Jato, Víctor Albrecht, tuvo un proceso por corrupción que –dice– ya fue archivado. ¿Es la mejor carta para liderar esta investigación?En este país te denuncian y no importa por qué. Yo no conozco el caso del señor Albrecht, no podría opinar. Aquí lo importante es determinar si estaba vinculado a algún tipo de obra de Odebrecht.

¿Hubo acuerdo previo entre APP, Frente Amplio y Fuerza Popular para que se dé la conformación de la Mesa Directiva de Lava Jato?No. Fue un consenso de todas las bancadas porque había varios candidatos a presidentes.

Se voceaba que el fujimorismo propondría a Karina Beteta como presidenta del grupo. ¿Las bancadas se opusieron a que ella dirija la comisión?No fue una negociación de bancadas, ha sido un tema interno del fujimorismo.

En las coimas también está involucrado el periodo gubernamental de Ollanta Humala, en el que usted fue vicepresidenta. ¿A qué nivel cree que ascenderán las responsabilidades?No te olvides que fui una vicepresidenta cuestionada justamente por denunciar algunos temas del gobierno. Creo que en estos casos hay que investigar caiga quien caiga. Pero quiero agregar algo más: es grave que hayan convertido a nuestro país en una sucursal internacional para dar coimas en otros países. Me pregunto dónde estaba inteligencia financiera.

¿Inacción de la UIF?El superintendente es designado por el Ejecutivo y no se olvide cómo salió, muy cuestionado. Pero aparte de eso, también la Sunat. ¿Cómo, existiendo mecanismos válidos de control de dinero, nadie se dio cuenta?

¿Las obras de Odebrecht deben quedar en stand by?Pienso que a la obra que haya sido manchada por corrupción se le debe aplicar la cláusula anticorrupción y la empresa pierde esa licitación. Ese sería el verdadero compromiso de la lucha contra la corrupción.

¿No afectaría la economía?No creo que la afecte más, porque Odebrecht inflaba las obras, las sobrevaluaba.

¿El mensaje del gobierno cree que ha sido firme?Creo que el presidente ha sido demasiado condescendiente. La respuesta firme de lucha contra la corrupción es la que ha adoptado Colombia, Ecuador. En Perú, Odebrecht sigue operando y, lo más grave, ya está vendiendo algunas operaciones. Suiza ya sentenció, Estados Unidos ya sentenció, Brasil ya sentenció, Ecuador y Colombia ya están terminando sus investigaciones y Perú todavía no empieza.

¿El presidente no está promoviendo las pesquisas?Definitivamente, nunca ha habido compromiso en la lucha contra la corrupción. Por eso, ha pasado de gobierno a gobierno. Todos terminan diciendo "viva la inversión" venga como venga. Ese ha sido el gran error en nuestro país, porque después la factura la paga el pueblo peruano.

Se dice que estas empresas también financiaron la campaña política del 2011, pero nada de la del 2016. ¿También debe investigarse?Era un mecanismo utilizado de manera frecuente, lo cual significa que el 2016 no se escapa. Hay que investigar todo.

Autoficha

  • "Soy periodista y abogada de profesión. También integro este Congreso. Fui elegida por Piura en Alianza para el Progreso (APP) y soy secretaria de la comisión Lava Jato. En el gobierno pasado también fui congresista por el Partido Nacionalista y vicepresidenta de la República".
  • "El gran enemigo de este país ha sido la corrupción institucionalizada, porque esto pasaba por equipos técnicos, judiciales, que te enviaban al Congreso leyes para aprobar, o te enviaban al ministerio donde estaba la obra o al gobierno regional".
  • "En el Alto Piura, hay una obra para la cual se destinaban recursos, pero estos no llegaban o, si lo hacían, eran adicionales de obra que terminaban costando más que la obra en sí. O, por ejemplo, las tierras. El Estado construye una represa, pero no benefician a los agricultores".