Manoseada dos veces

Moíses Mamani

Comisión de Ética sesiona en privado el caso de la aeromoza que denunció a Moíses Mamani (HugoPérez)

Manoseada dos veces. (HugoPérez)

Susel Paredes
Susel Paredes

El congresista Moíses Mamani es, entre lo peor del fujimorismo, el más despreciable. Además de elaborar trampas a miembros de su propio partido, ha sido denunciado por dos mujeres; la primera, una ex asesora por acoso sexual y, la segunda, una aeromoza por tocamientos indebidos, tipificado en el articulo 176 del Código Penal.

La víctima del congresista Mamani, en la segunda ocasión, que es la que ocupa estas líneas, denunció el hecho en la comisaría. Pero tener que denunciar representa en sí mismo una grave afectación en la vida de una mujer, al que en este caso se le añade la perturbación que tiene que vivir en su centro de trabajo.

La primera manoseada la sufrió la víctima que trabaja como aeromoza en Latam, pero ahora resulta que el Congreso citó a la chica para volver a ‘manosearla’ verbalmente. A la sesión se convocó a unas 20 personas, entre tripulantes, el gerente de Latam, pasajeros, el médico que atendió al congresista Mamani; es decir, un inmenso circo. Aunque la sesión fue reservada, la gran cantidad de gente que asistió le quitó todo carácter de reserva.

La citación era completamente innecesaria, pero además de revictimizar a la aeromoza, ni siquiera son capaces de cumplir con las leyes que ellos mismo hicieron. El artículo 18 de la Ley 30364 prescribe que se debe impedir “la doble victimización de las personas agraviadas” a través de evitar las “declaraciones reiterativas y de contenido humillante”.

Mamani no puede seguir en el Congreso. ¿Cómo vamos a tener a un hombre así proponiendo y aprobando leyes? Es un agravio para todas las mujeres peruanas; si les queda un poco de vergüenza y dignidad, sáquenlo de inmediato del Congreso. ¡Desafuero para Mamani, ya!

Tags Relacionados:

Moíses Mamani

Ir a portada