DENUNCIA. Chávez puso al descubierto blindaje nacionalista. (Nancy Dueñas)
DENUNCIA. Chávez puso al descubierto blindaje nacionalista. (Nancy Dueñas)

Diecisiete días y seis sesiones plenarias han transcurrido desde que las bancadas de Fuerza Popular y Concertación Parlamentaria presentaron una moción de interpelación al ministro de Defensa, Pedro Cateriano, para que responda por hechos irregulares en su gestión. A la fecha, sin embargo, el presidente del Congreso, Fredy Otárola, no ha tramitado el documento.

La voz de alerta la dio la congresista Martha Chávez, quien acusó al titular del Legislativo de impedir, "con un manejo turbio", el debate de la moción a través del "artificio" de suspender las sesiones una tras otra y no levantarlas, lo que impide tramitar la solicitud. "Cateriano debe responder si su interlocutor en la conversación telefónica en la que habla de la "luz verde" de Nadine Heredia no era otro que Óscar López Meneses", demandó.

Otárola, entonces, replicó indignado que no aceptaba el término artificio. A renglón seguido, no tuvo mejor idea que señalar que no había "levantado" las sesiones porque estaba pendiente de debate un informe sobre levantamiento de fuero a Rennán Espinoza y que este no iba al Pleno.

Como era previsible, sus argumentos provocaron la airada reacción de Chávez, quien denunció el hecho como una comprobación de la alianza entre nacionalistas y peruposibilistas para blindar a sus integrantes. Dijo, además, que es preocupante que un miembro del toledismo como Espinoza "haga lo que le da la gana en el Congreso y lo someta a este maltrato".

Al final de la sesión, Otárola informó que el caso Espinoza será debatido en el Pleno el próximo miércoles 18.

DATOS

- Chávez denunció que Espinoza no acude al Pleno, pero sí asiste a la Comisión de Trabajo.

- Otárola informó que el informe sobre el legislador toledista se debatirá la próxima semana aunque este no asista.