Las mamás de hoy cada vez tienen menos miedo de pedir ayuda para criar a sus hijos en temas como psicología, nutrición, entre
Las mamás de hoy cada vez tienen menos miedo de pedir ayuda para criar a sus hijos en temas como psicología, nutrición, entre

Las madres modernas son distintas a las de hace 20, 30 o 50 años. Sin duda alguna. "Lo normal era que las mamás del siglo pasado se dedicaran exclusivamente al hogar y a los hijos. Sin embargo, las mamás de hoy tienen otros desafíos", sostiene la psicóloga Rachael Silberman. En tal sentido, uno de los retos más importantes es, precisamente, la falta de tiempo. Esto se debe, principalmente, a que la mayoría de mamás trabaja. Es por ello que todas se están preocupando en cómo equilibrar la vida profesional y la crianza de los hijos. Salir adelante implica cuidar ambos terrenos.

Otro reto: los castigos. Es una época en la que el maltrato físico y psicológico como método de crianza es, prácticamente, una costumbre en desuso. Se busca evitarla a toda costa, a pesar de que existan personas que aún crean que con un "chicotazo" se arregla todo. Las madres de hoy deben ser muy cuidadosas.

Finalmente, la tecnología. Las mamás no deben mantenerse al margen de ella, sobre todo si tienen hijos en edad escolar. ¿Cómo saber a qué peligros se enfrentan si no tienen idea de qué es Facebook o ciberacoso? "La mamá tiene que usar la tecnología. Si no sabe, debe aprender y conocer las cosas que están sucediendo. Lo ideal es que los padres sean la primera fuente de información", afirma Silberman. Lo que intentamos decir con todo es que la madre del siglo XXI debe estar más preparada tanto en sus emociones como en sus conocimientos. Recuerde que los hijos necesitan atención, afecto y tiempo de calidad.