notitle
notitle

Mónica Delta,Opina.21mdelta@peru21.com

Villarán, quien llegó a este encargo casi por casualidad y raspando, recibió una gran lección de su adversaria de la contienda pasada. Lourdes Flores Nano, quien ha sido reivindicada en este proceso por la coherencia de sus ideas y la altura de su comportamiento, ha demostrado a los peruanos, más allá de que coincidan o no con su ideología, de qué fuste está hecha. En 1993, cuando esta figura era planteada por Henry Pease, Lourdes, con proyección y conocimiento, se opuso con argumentos a este sistema de participación directa, que hoy le pone la soga al cuello a la izquierda. Pero el proceso llegó a Lima luego de haber revocado a muchas autoridades en el interior y recién 'saltó la liebre'. Esto también ocurrió cuando el terrorismo atacó el corazón de Miraflores. Mientras mató a miles de compatriotas en el resto del país, lo seguimos viendo lejano y ajeno.

La figura de la revocatoria debe ser revisada. Pero también deben ser reforzados los mecanismos de cambio de autoridades a través de la vacancia por delitos comprobables y deben limitarse las reelecciones ediles. Y aprovechando estas reformas, los legisladores deberían tener los pantalones para aprobar la modificación constitucional que permita su renovación por tercios o mitades, como ocurre en otros países.

Nadie puede asegurar qué pasará este domingo pues las encuestas que se publicaron hasta el día en que lo permitió la ley dan resultados disímiles. Aunque el 'sabanón' de cédula puede salvar a Susana, lo que queda claro es que el susto debe cambiar la actitud de las actuales autoridades para que se "gerencie" en beneficio de Lima. Yo espero que así sea.