notitle
notitle

Lucía de Althaus,Opina.21www.parentalidad.pe

Las mujeres con aspiraciones profesionales se enfrentan inevitablemente a la pregunta de si podrán continuar su carrera con la misma determinación y entrega cuando tengan hijos. Cuando son madres, muchas abandonan su desarrollo profesional, o conviven con la angustia y culpa por no poder conciliar el trabajo con la familia, como si fuesen antagónicos. Pero la vida está cambiando y cada vez más mujeres tienen el consistente y natural deseo de integrar ambas partes de su vida…¿Se podrá? ¿Cómo lograrlo?

Se torna necesario, entonces, ir pensando en cambios estructurales desde diferentes ángulos. Los centros laborales tienen que adaptar su organización para no perder a mujeres valiosas que aportan diversidad y, por lo tanto, mayor productividad; cambios como ofrecer tiempo flexible, trabajo remoto desde casa y hasta guarderías dentro de las empresas. Las mujeres tenemos que empoderarnos y aprender a exigir estos beneficios. Y los hombres deberían ir asumiendo más roles de crianza para que no recaiga todo en la mujer, y lograr así que los niños se sientan orgullosos de tener madres y padres emprendedores con el tiempo suficiente para estar con ellos y disfrutar la vida en familia.

TAGS RELACIONADOS