La medida genera polémica. (AP)
La medida genera polémica. (AP)

BRASILIA (EFE).– La justicia de Brasil determinó que las oficinas públicas que celebran matrimonios no podrán rechazar a parejas gay que deseen casarse, a pesar de que el Congreso no ha aprobado una ley autorizando las bodas entre personas del mismo sexo.

La decisión fue adoptada por el Consejo Nacional de Justicia –una institución pública que vela por la autonomía del Poder Judicial– y divulgada a través de su página web.

Hasta ahora, la solicitud de casamiento de las parejas homosexuales era aceptada por algunos estados de Brasil. Sin embargo, en la práctica, este fallo autoriza el matrimonio igualitario a nivel nacional.