notitle
notitle

La mayoría de economistas reconoce que la FED tiene que subir en algún momento las tasas de interés de referencia para retornar a una situación 'normal'. En esta nueva 'normalidad', probablemente la tasa suba muy poco, haría que la de muy corto plazo no supere el 0.75% anual; la del bono de 10 años, el 2.5% por año; y la de 30 años, un 3.25% por el mismo periodo. Las razones son: 1) EE.UU. tiene un ratio de deuda pública/PBI de casi 105% y el PBI a duras penas logra crecer alrededor de 3% anual. 2). La principal preocupación es evitar la deflación, favorecida por la caída del precio del petróleo. 3) Los bancos de EE.UU. han especulado mucho con la plata barata y con algunas formas de manipulación, en el mercado de derivados y de materias primas. Además, el nivel del S&P 500 está ya casi sin espacio para seguir subiendo. Así, la FED subiría muy poco la tasa, probablemente entre julio y octubre.

Luis Felipe Arizmendifelipearizmendi@gmail.com