notitle
notitle

Si Alberto Fujimori sale o no de prisión, debe decidirlo la justicia. O los legisladores. Tal y como están las cosas hoy, Fujimori no puede pedir indulto por la naturaleza de los delitos por los que ha sido condenado –delitos graves contra los derechos humanos y secuestro agravado– y no califica para indulto humanitario porque no se está muriendo ni las condiciones de su encierro ponen en riesgo su vida.

Sin embargo, si el Congreso –hoy de amplia mayoría fujimorista– así lo decidiera, sí se puede crear un marco jurídico que permita que Fujimori termine su condena en su casa. El oportunista proyecto de ley de Vieira es eso: un (pésimo) intento de crear un mecanismo para que Fujimori se vaya a su casa.

Ha sido interesante ver la reacción de la bancada fujimorista luego de recibir las instrucciones respectivas: anunciaron que no apoyarán el proyecto de Vieira. ¿Y algo que se le parezca? Porque, por primera vez desde que Alberto cayó preso, tienen el poder de sacarlo de la cárcel por medios legales –y sí habría quien defendería que también legítimos–, pero aparentemente no lo harán. Quieren que PPK lo indulte, aunque para eso tenga que romper la ley.

¿Y si PPK decide mantener su promesa de no indultarlo? Como dice Vieira, ¿estarán dispuestos a dejar que la persona que le da nombre a su movimiento muera de viejo en la cárcel? ¿Qué opina Kenji de esta posición? ¿Pueden sacar a su padre de la cárcel, pero no lo harán por cálculo político? ¿Está de acuerdo? Parece que Keiko lo está, pues de otro modo la bankada seguiría muda. ¿Los fujimoristas de corazón, los que lloraban en los mítines de Alberto también están de acuerdo con el "Indulto o muerte en la cárcel"?

PD. Ojalá que, como con los petroaudios, la prueba no se invalide. ¡Madre Mía, Humala, Madre Mía!