notitle
notitle

LISSETE MOYA

Las guarderías son lugares donde los niños aprenden, desarrollan habilidades y socializan. Por eso, ojo con el ambiente. Los espacios deben estar ventilados e iluminados y el lugar de juegos necesita de materiales como el microporoso o césped sintético que evitan que los niños se ensucien o se enfermen.

El estado de ánimo de su personal también intervendrá mucho. Sean amables, pero sin llegar a sobreengreír.

Logrando avances en los niños, los padres estarán tranquilos y lo recomendarán a otros. Brinde informes de progresos mensuales y permita monitorear a sus hijos por Internet.