Llegamos listos

“Farfán y Guerrero nos quitan un punto de elaboración, pero tienen jerarquía, potencia y gol”.

Selección peruana

Selección peruana

Llegamos listos. (Twitter: @SeleccionPeru)

Diego Rebagliati
Diego Rebagliati

Acabamos de aterrizar en Moscú en un avión que llega de París repleto de peruanos, con la ilusión intacta. La selección llega luego de una preparación impecable, con un racha de 15 partidos sin perder. Nos han hecho solo dos goles en los últimos ocho partidos. El grupo está enfocado, el comando técnico obsesionado en los detalles y el hincha comprometido y entregado. Los peruanos vamos a invadir Rusia, literalmente.

En el último amistoso, jugamos el partido más complicado. Que de arranque nos marcó un reto y una disyuntiva. Suecia es un equipo básico en ataque pero fuerte y sólido en defensa. Nos planteaba el juego desde la fricción y la evidente ventaja física. A Perú le tomó 15 minutos leer el partido. Ahí apareció la duda, había que poner pierna fuerte, arriesgar, cortar, friccionar. A una semana del debut, valía la pena asumir esos riesgos. Ante esa situación, el equipo terminó resolviendo el partido en buena forma.

Cada vez mejor Tapia y Yotún en la primera línea. Manejan el tiempo y espacio de la presión del equipo, son los primeros a la hora de jugar por abajo. Con criterio para acelerar cuando el juego lo pide o poner una pausa necesaria. Advíncula es otro que está ‘volando’, privilegiado desde lo físico, con seis velocidades, está listo para romperla. Los centrales tuvieron el partido más difícil, jugaron mano a mano ante delanteros muy altos y se terminaron imponiendo. Gallese respondió muy bien en las pocas que se le necesitó. Trauco mejor defendiendo que atacando, pero cada vez mejor.

Hasta ahí, lo defensivo que explica lo difícil que es hacernos un gol. Los cuatro de arriba son ahora los que concentran la discusión. Farfán y Guerrero juntos nos quitan un punto de elaboración pero tienen jerarquía, potencia y gol que, al nivel que exige el Mundial, los hace imprescindibles. Carrillo es otro que tiene velocidad de primer mundo; decidir bien es su tarea pendiente, ya que su uno contra uno es clave. Entre Flores y Cueva sale el último cupo para el once. Flores más completo y decisivo, Cueva más imprevisible pero con la pausa muchas veces justa para encontrar ese pase donde se decide todo. Gareca decidirá lo mejor para el equipo, como siempre. Llegamos todos sanos y con una gran confianza. Desde Moscú: arriba, Perú.

Leer comentarios ( )

Ir a portada