LA BATALLA..Ambos equipos llegan con un triunfo y una caída. (David Vexelman)
LA BATALLA..Ambos equipos llegan con un triunfo y una caída. (David Vexelman)

HUANCAYO.- La espera termina hoy, porque tras 180 minutos, ocho goles, un triunfo para cada uno (3-2 y 3-0) dos penales (uno convertido y uno fallado), varias tarjetas amarillas, ninguna roja y el país paralizado, Universitario y Real Garcilaso definen al campeón nacional. El duelo, que podría tener 30 minutos de suplemento y disparos desde los doce pasos, se jugará a partir de la 1:00 pm. en el estadio Huancayo.

¿Por qué allí? Porque fue el lugar escogido por el equipo de mayor puntaje acumulado, en este caso la 'Máquina celeste'. Un equipo que tuvo que trasladarse a entrenar al estadio Mariscal Castilla, debido a la negativa de Universitario para que se use el campo del estadio Huancayo.

Allí, el técnico Freddy García paró un equipo con Fabio Ramos de enganche y dos delanteros. La duda pasa por Ivan Camarino o Cristian Vildoso para la volante de marca. Además, los cusqueños practicaron penales y se supo, que de haber definición, uno de los remates será de Luis Guadalupe.

La molestia de los equipistas celestes pasó por la poca seguridad que les brindó la Policía. "A nosotros no nos ponen un solo policía, cuando llega la 'U' ponen motos, camionetas 4×4, increíble", aseguró un integrante del plantel 'celeste'.

CREMAS CON VARIANTESApoyados por su experiencia para jugar finales, su historial de títulos y las miles de camisetas cremas que los recibieron en la 'Ciudad Incontrastable', Universitario se instaló ayer en su concentración pasadas las seis de la tarde. Allí, en el hotel Turismo, una ligera lluvia y cientos de hinchas les dieron la bienvenida.

"Solo nos queda agradecer a los hinchas, el equipo está bien y vamos a demostrarlo", aseguró el goleador Raúl Ruidíaz, uno de los más aplaudidos. En cuanto al once, Ángel Comizzo reservaría a Diego Guastavino y haría arrancar a Miguel Torres en la volante. La duda pasa por Rainer Torres, quien arrastra una lesión.

Ha llegado el final. Después de tanto, todo termina hoy.