notitle
notitle

Directora de Nutrición y Dietética de la UPC

Estamos a tiempo para programar las cenas, almuerzos, lonches y demás festividades que se avecinan. En Navidad, por ejemplo, que es una festividad relacionada al amor y la unión familiar, debemos celebrar también por nuestra salud y la de nuestros familiares. Qué mejor que comiendo saludablemente.

Sabemos que varios factores afectan negativamente el peso y la salud. Algunos de ellos son el tamaño de las porciones, las repeticiones de comida, la cantidad de grasa, el azúcar y el alcohol.

En ese sentido, invito a realizar cambios de hábitos de alimentación con anticipación y organizarnos, tanto en casa como en el entorno laboral, para que las próximas celebraciones sean más saludables que el año pasado. Por ahora, enfoquémonos en regular las porciones, disminuir la cantidad de grasa (frituras, mayonesa, piqueos y platos elaborados), reducir el consumo de azúcar (dulces, postres, gaseosas) y realizar actividad física con regularidad.

Empecemos a ser conscientes del impacto que tienen los alimentos en el cuerpo y preparémonos para celebrar las fiestas con mucha salud.