Lima unida
Lima unida

El modelo de gobernanza de nuestra capital es insostenible. Así parece haberlo entendido el alcalde Muñoz, quien esta semana envió al Congreso una propuesta para la creación de una “alcaldía mayor” para Lima. Una iniciativa de este tipo es muy positiva por varias razones. Aquí destaco tres.

La primera es que el esquema actual de 43 municipios distritales genera recurrentes problemas de planificación integral. Cada alcalde maneja su distrito como un feudo independiente. Una muestra reciente de las consecuencias de este modelo fue la absurda disputa generada por el alcalde de San Isidro en torno al puente que conecta su distrito con Miraflores, y que lo llevó al descabellado cierre del puente por unos días.

Una segunda razón tiene que ver con la eficiencia. ¿Hace sentido que cada distrito tenga su propio serenazgo, su sistema de recojo de basura, su sistema de recaudación, etc.? Si se integraran los 43 sistemas en uno solo, tendríamos enormes ahorros y los recursos liberados podrían destinarse a ampliar servicios para la ciudadanía.

El tercero es un argumento redistributivo. Hoy el presupuesto municipal por ciudadano en San Juan de Lurigancho es de S/158, mientras que el de San Isidro es S/4,047, es decir, 25 veces mayor. Migrar a una administración unitaria reduciría esta brecha. Esto es deseable no solo desde una perspectiva de solidaridad, sino también de justicia.

Y es que gran parte de los recursos de distritos pudientes son generados por residentes de zonas con menos recursos. Buena parte de la recaudación de San Isidro viene de oficinas o comercios cuyos trabajadores y usuarios viven en otros distritos.

El principal reto para adoptar este modelo será la resistencia al cambio y los intereses políticos. Pero los beneficios de hacerlo justifican largamente dar la pelea.


TAGS RELACIONADOS