notitle
notitle

Abraham Levy, Opina.21alevy@metereologica.pe

El jueves último, la temperatura mínima de Lima, medida en el aeropuerto, que es donde se registra la data "oficial" de la capital, bajó a 13.9°C. No es común que en ese lugar el termómetro baje de 14°C en el otoño. No solo eso. En La Molina ya se han registrado temperaturas entre 11°C y 12°C. Esto sucede porque el mar está muy frío frente a nuestras costas. Aguas frías enfrían el aire, y ese aire es el que mide el termómetro. Este notable enfriamiento tiene ya varios meses, y no terminará hoy ni mañana. Por eso es que podemos asegurar que el invierno arrancará más frío que lo habitual. Las temperaturas en la noche están entre 1.5°C y 2.0°C por debajo de lo normal. Sin embargo, aún tenemos un apreciable brillo solar. La llegada del invierno, no obstante, terminará por imponer una cada vez mayor reducción a las horas de sol. En el resto del país están habiendo alteraciones climáticas relevantes. En ciertas zonas de Cajamarca, las lluvias de mayo –sí, las de mayo– han sido mayores que las de diciembre, enero o febrero. Caso de Hualgayoc. Rarísimo. En Arequipa y en la sierra sur, vamos ya por dos episodios de nevadas importantes en el otoño, con fortísimos vientos la noche del jueves. Mi impresión es que la variabilidad del clima continuará acentuada en el invierno. Por eso no me atrevo a decir que todo el invierno será más frío que lo habitual. En Lima, solo el inicio, por ahora.