ATOLLADERO. Vehículos formaron colas de hasta cuatro kilómetros en la Via de Evitamiento. (David Vexelman)
ATOLLADERO. Vehículos formaron colas de hasta cuatro kilómetros en la Via de Evitamiento. (David Vexelman)

A escasas horas de la Navidad, la capital se convirtió ayer en un verdadero caos. Diversas arterias importantes –como Evitamiento, Javier Prado y la Vía Expresa del Paseo de la República– colapsaron por la gran congestión vehicular. Mientras tanto, la presencia de ambulantes se incrementó en Mesa Redonda y el Mercado Central.

Los atolladeros vehiculares causaron, incluso, algunos accidentes de tránsito. El más grave se produjo en la Vía de Evitamiento, a la altura del puente Santa Anita, donde un múltiple choque dejó un muerto.

La víctima fue identificada como el suboficial de la Policía Joan Manuel Yazán, quien fue embestido cuando viajaba en una moto. El hecho ocurrió en la tarde y obligó a la Policía de Tránsito a restringir el tránsito en la zona.

No obstante, a lo largo de ayer la Vía de Evitamiento lució congestionada, en especial en el tramo entre los puentes Santa Anita y Acho. Ahí, cientos de tráileres, buses y autos formaron filas de hasta cuatro kilómetros.

Cabe destacar que las obras de ampliación de carriles que se realizan en dicha vía dificultan el paso vehicular.

De igual forma, miles de personas vivieron una pesadilla para ingresar y salir del Centro de Lima. Las avenidas Abancay, Tacna, Wilson y Venezuela colapsaron.

Lo mismo ocurrió en la avenida Javier Prado, en los distritos de San Isidro, San Borja y La Molina.

También la Av. Primavera (en San Borja) y la Carretera Central (en Ate) soportaron una gran carga vehicular.

En esta última arteria se produjeron algunos accidentes de tránsito que dejaron heridos, según informó la Policía de Tránsito.

CENTROS COMERCIALESPero el caos no solo reinó en las pistas, sino también en los centros comerciales –como el Jockey Plaza (en Surco) y el Plaza Norte (en Independencia)–, que lucieron completamente abarrotados.

Lo mismo se dio en Mesa Redonda y Mercado Central, zonas que han sido tomadas por miles de ambulantes, que venden, en plena vía pública, desde juguetes hasta papeles de regalo y alimentos.

El negocio informal se da ante los ojos de los agentes del serenazgo de Lima, quienes no se dan abasto.

Los ambulantes se mezclan con los estibadores obstruyendo el tránsito peatonal por los jirones Andahuaylas, Cusco y Puno. Esto dificultaría, ante la ocurrencia de una emergencia, la evacuación de miles de personas.

TENGA EN CUENTA

- El Sistema de la Solidaridad informó que un puesto de atención médica estará disponible en Navidad en Mesa Redonda.

- Este centro comercial es resguardado por alrededor de mil policías.

- El emporio comercial de Gamarra, en La Victoria, también lució ayer abarrotado de ambulantes. Los serenos municipales y los policías se ven rebasados.