Júbilo nacional. El presidente de la Odepa, Mario Vázquez (en el centro), ocasionó la felicidad de Susana Villarán, José Quiñones y toda la delegación peruana. (EFE)
Júbilo nacional. El presidente de la Odepa, Mario Vázquez (en el centro), ocasionó la felicidad de Susana Villarán, José Quiñones y toda la delegación peruana. (EFE)

CARLOS BERNUY FLOREScbernuy@peru21.com

Lima. Las cuatro letras de calles viejas, de caras buenas, de balcones y calles con historia y dulces en las esquinas con sabor a tradición. Lima, las cuatro letras que resumen el corazón de las otras cuatro letras: Perú. Lima resonó ayer para todo el mundo en Toronto. El reloj marcaba las 2:35 p.m. (hora peruana) cuando lo supimos: sí, después de haber perdido la elección para los juegos de 2015, el destino y el trabajo nos otorgaron la revancha deseada. Nuestra capital será el hogar de los Juegos Panamericanos 2019 y hay razones para celebrar. Y para no descansar.

Lima obtuvo 31 votos en la elección de los miembros de la Odepa (Organización Deportiva Panamericana) y aplastó en la primera ronda a Santiago de Chile (9), Ciudad Bolívar de Venezuela (8) y La Punta de Argentina (9). No hizo falta ir a una segunda vuelta. Los pronósticos de un final apretado con Chile, que nunca ha organizado este evento, no se cumplieron. Y Argentina y Venezuela, que fueron sede en dos ocasiones y en una, respectivamente, quedaron lejos.

EUFORIA TOTALEl encargado de anunciar nuestro triunfo fue el presidente de la Odepa, el mexicano Mario Vázquez Raña. "Normalmente gana el mejor, pero aquí todos eran buenos", dijo con diplomacia. Luego se dejaría llevar por el entusiasmo.Las palabras de Vásquez Raña antecedieron a los gritos de júbilo de la delegación peruana entera. Allí estaban el primer ministro, Juan Jiménez Mayor; la ministra de Educación, Patricia Salas; el presidente del Comité Olímpico Peruano, José Quiñónez; el presidente del IPD, Francisco Boza; la alcaldesa de Lima, Susana Villarán; la congresista Cenaida Uribe, y el crack de siempre Teófilo Cubillas. Y también el joven taekwondista Renzo Cárdenas, de 14 años, unas de las claves de la elección de Lima. Una victoria que se concretó en la última presentación, muy articulada en general. Y que se sobrepuso a calumnias, como las de la delegación venezolana (hablaron de 'intento de compra de votos'), y a intentos periodísticos de desprestigio, como el del periodista argentino Martín Liberman, de Fox Sports, quien el jueves dijo que nadie estaba en el stand de Perú cuando a esa hora nuestra delegación ofrecía un desayuno a los miembros de la Odepa.

"Fue la presentación más sentimental, deportivamente, y eso fue lo que hoy convenció a los delegados, casi me hace llorar. Hoy, sin duda el niño (Cárdenas) fue el triunfo. Fue el que tocó el corazón de los delegados", añadió Vázquez Raña. El presidente de la Odepa se refirió a la presencia del joven atleta, que cuando tenía 10 años solicitó en Guadalajara el voto por Lima. Cárdenas repitió ayer su pedido, esta vez portando la medalla de oro que ganó hace dos semanas en el Panamericano de Taekwondo. Un momento que generó la alegría posterior.

"Estoy feliz por la noticia, no pensábamos que iba a ser tan clara la diferencia", dijo la ministra de Comercio Exterior, Magaly Silva. Además, la ministra estimó la llegada de 75 mil turistas durante los 15 días que durará la competencia (del 26 de julio al 9 de agosto de 2019), lo que generará ingresos por US$125 millones.

Por su parte, el presidente del Comité Olímpico Peruano, José Quiñónez, manifestó que quedan cinco años para trabajar por este certamen. "Cuando el Perú se une, suceden cosas grandes", indicó.

LOS JUEGOS DEL FUTUROOrganizar los Juegos Panamericanos no será fácil, a pesar de que quedan más de cinco años para que rompan fuegos. Lima, que cuenta actualmente con nueve millones de habitantes (serían 12 en el 2019), invertirá unos 700 millones de dólares en el evento, que congregará a más de seis mil atletas de 42 países luchando en 28 disciplinas deportivas.

¿Pero cuántas obras deben realizarse? La principal, ya concluida, es el Estadio Nacional de Lima, que fue remodelado totalmente. También se modernizó la piscina olímpica, ubicada en el Campo de Marte, donde se realizó el Mundial Juvenil de Natación en 2011.

Además, se levantará una gran Villa Deportiva Panamericana en La Punta (Callao) y se modernizará escenarios como el estadio Miguel Grau, que pasará de 18 a 50 mil localidades. También se construirá un coliseo para 10 mil personas en el Centro Deportivo Panamericano (ubicado en la Videna), y se mejorarán los estadios de Alianza Lima y el Monumental, además del aeropuerto Jorge Chávez. En cuanto al transporte, se apunta un 'Metro' que conectará con el aeropuerto y con sistemas como el Metropolitano y el Tren Eléctrico. Consciente de nuestros puntos flacos, la alcaldesa Susana Villarán aseguró que para entonces el tránsito será más ordenado y habrá mejoras en la seguridad. Y del clima ni preocuparse: 16 grados.

Lima ha organizado varios eventos como el Mundial de vóley de 1981 y la Copa América 2004 pero ningún certamen absoluto que se acerque a los Panamericanos 2019, la cabal antesala de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Vendrán los mejores atletas del mundo y tendremos que estar preparados. El partido continúa.

TENGA EN CUENTA

- Perú suma cinco medallas de oro en 16 Panamericanos: Las atletas Julia Sánchez (B. Aires 1951) y Edith Noeding (Méx. 1975); los tiradores Edwin Vásquez (1951) y Carlos Hora (Caracas 1983), y el karateca Alexis Carbajal (S. Domingo 2003) En Guadalajara 2011 se obtuvo dos de plata y cinco de bronce.