ÁNGEL ARROYOaarroyo@peru21.com

La muerte sorprendió el lunes a una niña de apenas 3 años y a una joven universitaria en un paradero de la Carretera Central. Ellas fueron embestidas por un irresponsable chofer que no solo manejaba una cúster bajos los efectos del alcohol, sino que recorría Lima con 98 papeletas en su récord.

Sin embargo, el riesgo de cruzarse con alguno de estos asesinos al volante lo puede tener cualquiera porque en la capital, increíblemente, circulan choferes que tienen casi 200 infracciones acumuladas. La razón: aún cuentan con sus licencias.

En el mencionado accidentes, a la empresa El Chosicano no le importó que Víctor Rivera Arzapalo hubiera cometido graves faltas al reglamento de tránsito y, lejos de caer en cuenta del peligro que representaba, permitió que saliera con uno de sus vehículos.

Lo preocupante es que, así como Rivera, existen muchos otros malos conductores que amenazan las pistas.

LATENTE PELIGROSegún el Servicio de Administración Tributaria de Lima (SAT), hay choferes que han batido el récord. Elías Álvarez Moreno encabeza esta lista al tener, nada menos, 194 sanciones de tránsito, entre leves, graves y muy graves.

Este conductor –de la empresa Edilberto Ramos SAC– ha sido multado por diversas faltas, desde llevar pasajeros en exceso hasta conducir haciendo maniobras peligrosas.

No obstante, nada de esto ha valido para que el Ministerio de Transportes y Comunicaciones le suspenda el brevete, pues aún no alcanza los 100 puntos necesarios para ello.

En un momento, Álvarez sumó 90 puntos, pero logró reducirlos fácilmente a 60 tras llevar un curso de educación de tránsito. Es decir, las mismas normas lo beneficiaron.

El segundo chofer más peligroso es el taxista Idber Hilario Soto, con 187 papeletas. Pese a haber sido sancionado por exponer a las personas al peligro al conducir sin las manos en el volante, este sujeto solo tiene 5 puntos en su contra.

Algo similar sucede con Víctor Hidalgo Blas –de la empresa Servicios, Transportes e Inversiones El Rápido–, a quien la Policía le impuso 175 papeletas, pero tiene apenas 20 puntos en su contra.

Entre las faltas muy graves que cometió figura el permitir que sus pasajeros viajen sin cinturón de seguridad (G-28) y no tener luces ni dispositivos retrorreflectivos (G-20).

En tanto, Julio Verano Pantaleón, con 166 multas, ocupa el tercer puesto del 'ranking'. Este conductor de combi fue sancionado, incluso, por de-sobedecer a un policía.

Pero, si de excesos se trata, Juan Mío Mendivil es un 'campeón'. Él tiene 163 papeletas, entre ellas maltratar verbal y físicamente a sus pasajeros. Pese a ello, trabaja en la empresa California 2000'.

Los otros conductores que completan la lista tienen entre 161 y 148 papeletas.

NO LOS FISCALIZANEl accidente que les costó la vida a dos personas en la Carretera Central pudo evitarse si El Chosicano se hubiese preocupado por verificar –en la web del SAT– el récord de papeletas de su personal.

Pese a que este trámite es sencillo y toma apenas unos segundos, la mayoría de compañías no lo hace.

Es más, según fuentes municipales, los representantes de estas empresas no se hacen problemas para cancelar las multas, pues lo que les importa es que sus unidades no terminen en el depósito.

Otro punto que tienen a su favor los infractores es que la Policía de Tránsito no cuenta con equipos escáner que permitan determinar si un chofer ha excedido los 100 puntos.