notitle
notitle

Fritz Du Bois,La opinión del directordirector@peru21.com

Más aún, el desorden que están crecientemente causando en el tráfico por no respetar las reglas de tránsito está convirtiendo a Lima en un caos y pone en riesgo a los transeúntes, que son continuamente atropellados.

Incluso diariamente reportamos algún accidente causado por la irresponsabilidad del conductor de una cúster o combi, y lo más indignante del caso es que luego usualmente descubrimos que el causante tenía cientos de papeletas, pero seguía alegremente circulando.

En realidad, el que choferes profesionales a cargo de unidades con decenas de pasajeros hayan recibido 194 papeletas y continúen manejando como si nada hubiera pasado es increíble. No hay manera de poder justificarlo. Es, sin duda, el resultado de un sistema de control que ha colapsado.

Con lo cual queda claro que lo más urgente para tratar de solucionar el caótico tráfico empieza por reformar la fiscalización que tiene diversos involucrados, ninguno de los cuales parece estar cumpliendo con su trabajo. Así tenemos que no existe una adecuada coordinación entre la Policía, la municipalidad y el Ministerio de Transportes. Además, este último ha establecido un sistema de puntos para cancelarles el brevete a los reincidentes que está totalmente perforado y que rara vez es aplicado.

En todo caso, capaz se debe de responsabilizar directamente a los propietarios decomisándoles los vehículos, ya que no pueden poner en riesgo la vida de los demás entregando el manejo a choferes prontuariados. Entonces tendrán más cuidado al contratarlos. Al final, de nada sirve la legislación si con tanta facilidad se puede escapar el infractor. Es hora de ser mucho más drásticos.