La importancia de una visión país concreta
La importancia de una visión país concreta

Es importante tener una visión, porque permite trazar objetivos, establecer prioridades y proponernos planes de acción y metas. Esto es indispensable para un país. El Perú carece de una visión y estrategia de país consensuada pese a varios intentos del sector privado y público. En varias CADE se ha presentado propuestas: en 1996, IPAE presentó una visión al bicentenario; en 2010, Michael Porter planteó una agenda por la competitividad; en 2018, el Centro Privado para la Competitividad presentó su plan y lo actualizó en la reciente CADE.

La entidad a cargo de esta función es el Centro Nacional de Planeamiento Estratégico (Ceplan), pero el MEF también prepara planes de largo plazo. En 2011 se aprobó el Plan Bicentenario de Ceplan, que cuando lo autoevaluó en 2018 concluyó que muchos objetivos no tenían indicadores para medir sus avances. El Acuerdo Nacional aprobó en abril una Visión del Perú al 2050 preparada por Ceplan, que es general, ya que no contiene políticas, prioridades, objetivos ni acciones. Ceplan estaría desarrollando un nuevo plan sobre esta visión, pero no es claro cómo sería consensuado para que sea una política que trascienda un gobierno. El MEF también preparó su Plan Nacional de Competitividad 2019-2030 recientemente.

Tenemos muchos planes, pero falta una visión país compartida que se complemente con un plan estratégico para aprovechar nuestro enorme potencial. ¿Cómo nos ponemos de acuerdo para desarrollarlo, consensuarlo e implementarlo sin que se acaben archivando como siempre ha ocurrido? ¿Quién debería de asumir el liderazgo y trabajar con otros integrantes de la sociedad en su elaboración y seguimiento? Evitemos trabajar en forma independiente desarrollando planes que terminan adornando estantes sin tener impacto alguno porque no se asumieron como política de Estado.

TAGS RELACIONADOS