notitle
notitle

Adolfo Guevara,Opina.21aguevara@peru21.com

El adenocarcinoma gástrico difuso es el más común. Los tumores de Krukenberg se encuentran, a menudo, en ambos ovarios, de ahí la teoría de que la forma de siembra tumoral debe ser hematógena y no por decantamiento. Lleva el nombre de Friedrich Ernst Krukenberg (1841-1946), médico alemán que fue el primero en describirlo como fibrosarcoma ovárico mucocellulare carcinomatodes. Los síntomas son: dolor abdominal o pélvico, en ocasiones sangrados vaginales anormales o cambios en el ciclo menstrual. También pueden presentar coitos dolorosos. El diagnóstico suele hacerse en forma tardía, al extirpar la pieza operatoria ginecológica, por lo que debe extirparse también la lesión inicial. El pronóstico es generalmente malo, a menos de que se encuentre en etapa inicial.