MASSA. Se impuso en Buenos Aires y es presidenciable para 2015. (AFP)
MASSA. Se impuso en Buenos Aires y es presidenciable para 2015. (AFP)

BUENOS AIRES (Agencias).– El kirchnerismo fue derrotado en los cinco principales distritos y provincias de trayectoria peronista en las elecciones legislativas realizadas ayer en Argentina, aunque mantendría –junto con sus aliados– el control parlamentario, según los primeros resultados oficiales al cierre de la presente edición.

El exjefe del gabinete Sergio Massa, líder del opositor Frente Renovador y candidato a diputado por la provincia de Buenos Aires, se impuso en el mayor distrito electoral del país, que reúne el 40% del padrón de electores.

Contabilizados el 39.9% de los sufragios a nivel nacional y el 21.5% en la provincia bonaerense, Massa –actual alcalde de la localidad de Tigre– se impuso con el 42.64% de los votos, 12 puntos por encima de su principal adversario político, el oficialista Martín Insaurralde, del gobernante Frente para la Victoria.

De acuerdo con los primeros cómputos oficiales, el Gobierno también pierde ante los partidos de oposición en la capital federal, en Córdoba, en Santa Fe y en Mendoza, informó el ministro del Interior, Florencio Randazzo.

No obstante, a nivel nacional el partido más votado fue el oficialista –con un 32% de los sufragios–, seguido de la fuerza radical Unión Cívica Radical (26.02%), la conservadora Propuesta Republicana (11.78%) y el frente del opositor Massa (7.84%).

SABÍA QUE

- RenovaciónEsta elección legislativa fue para renovar la mitad de la Cámara de Diputados (127 bancas) y un tercio del Senado (24).

- Fue el 78.8%Los comicios registraron una participación del 78.8%, en una jornada en la que 30.5 millones de argentinos estaban convocados para votar.