En su declaración de 11 horas, Karp contradijo a Maiman, pues señaló que no sabía del origen de los fondos. (Luis Gonzales)
En su declaración de 11 horas, Karp contradijo a Maiman, pues señaló que no sabía del origen de los fondos. (Luis Gonzales)

Óscar Libónolibon@peru21.com

Durante 11 horas, la exprimera dama Eliane Karp fue interrogada por la fiscal Elizabeth Parco, quien investiga el presunto lavado de activos en las compras inmobiliarias que realizó su madre, Eva Fernenbug, con dinero procedente de la empresa costarricense Ecoteva Consulting Group.

En la diligencia, que empezó alrededor de las 9 de la mañana, Karp tuvo que responder 132 preguntas que plantearon la titular de la 48 Fiscalía Penal de Lima y la procuradora especializada Julia Príncipe.

El esposo de Eliane Karp, el expresidente Alejandro Toledo, intentó acompañar a la exprimera dama en el desarrollo de la sesión indagatoria, pero la fiscal Parco le negó ese pedido y lo invitó a retirarse de su despacho, según fuentes judiciales. Es decir, Toledo tuvo que esperar a su cónyuge, casi todo el día de ayer, en diferentes ambientes de la fiscalía.

Respecto al caso, Karp admitió haber realizado gestiones para la adquisición de la residencia de Las Casuarinas, ubicada en Surco, la cual fue pagada al contado –US$3'750,000– por parte de Fernenbug.

En tal sentido, la exprimera dama reconoció que sostuvo reuniones con Luis Arbulú Alva, anterior dueño de esa mansión, y con Paul Allemant, agente inmobiliario que le enseñó diferentes viviendas, en esa zona de Surco, entre el 2009 y el 2012.

La esposa de Toledo manifestó, además, que sabía que la compra de los predios se financió con montos proporcionados por la compañía Ecoteva Consulting Group.

Sin embargo, negó conocer el origen de los más de US$5 millones que transfirió esa firma de Costa Rica.

Durante el interrogatorio, Karp trató de cuestionar la labor de la fiscal y de la procuradora, pues señaló que ellas estarían recibiendo presión política para que fuera incluida como investigada para dañar a su esposo.

En respuesta, la fiscal le indicó que ella no podía hacer acusaciones de ese tipo. Después de la diligencia, Parco pidió a la Unidad de Inteligencia Financiera que se congelen los fondos de Avi Dan On, exasesor de seguridad Toledo, de sus cuentas en Costa Rica.

REACCIONESEn tanto, el exministro Fernando Rospigliosi consideró que la presencia de Eliane Karp en la Fiscalía obedeció a una convocatoria de esta entidad. "No tenía alternativa. La Fiscalía no es el Congreso. Además, está en su interés aclarar este asunto, hasta donde pueda hacerlo", manifestó en RPP.

"Está claro que la casa y la oficina eran para la pareja Toledo-Karp", añadió al tiempo de insinuar que el exgobernante podría tener una fortuna mucho más grande tras el hallazgo de cuentas en el exterior.

"Es increíble ese cuento de que esa plata (los US$5 millones) es de Joseph Maimam, esto es una cosa muy grave. Toledo es una buena persona, pero está metido en un lío del cual no puede salir", remarcó.

Por su parte, la legisladora y primera vicepresidenta del Parlamento, Carmen Omonte, subrayó que Karp asistió al Ministerio Público en calidad de testigo en el caso Ecoteva, en el que se investiga a la señora Eva Fernenbug por presunto lavado de activos.

"Todos estamos interesados en que se llegue a la verdad", añadió al tiempo de señalar que el caso que afronta la pareja presidencial "es complejo y difícil de explicar".

Karp llegó a la sede del Ministerio Público poco antes de las 9 de la mañana acompañada de su esposo, el expresidente Alejandro Toledo, también implicado en este caso. Ambos, que aún tienen la condición de testigos en este proceso indagatorio, ingresaron en un vehículo por el acceso al edificio de la cuadra seis del jirón Ayacucho.

SABÍA QUE

- Eliane Karp también responderá, por el mismo caso, ante la Comisión de Fiscalización del Legislativo, este lunes 28. Por su parte, Alejandro Toledo acudirá a la citación en esa instancia tres días antes.

- El automóvil en el cual Toledo y Karp se trasladaron ayer hasta la sede de la Fiscalía de la Nación fue el que el Congreso le asignó al expresidente por el alto cargo que ostentó.

Se trata del Kia Óptima negro, de placa EGG-889, el cual le fue entregado a Toledo en junio de 2102. Entre setiembre de 2011 y agosto de 2013, el Congreso le dio por gasolina S/.122,002.*